Agresiones sexuales ocupan el tercer lugar en violencia en Jalisco

A 160 víctimas de violación se les brindó tratamiento preventivo de VIH y otras infecciones.

Guadalajara

Las agresiones sexuales ocupan el tercer lugar como el tipo de violencia más frecuente contra mujeres en el estado de Jalisco.

Este tipo de violencia se registró en 408 casos, el 10 por ciento de los 4 mil 86 mujeres que han sido atendidas este año en unidades médicas de la Secretaría de Salud estatal (SSJ).

"De todos los tipos de violencia ocupa el tercer lugar lo que es la violencia sexual y en un 50 por ciento mas o menos es por la pareja, novio, esposo... Puede ser realizada en diferentes sitios en escuela, casa, trabajo, en el área pública", refirió la jefa del Departamento de Salud Reproductiva de la SSJ, Amelia Lizárraga Ruiz.

Señaló que se cuenta con un protocolo para que estas pacientes reciban atención psicológica, orientación y consejería en prevención de transmisión de VIH/sida. Además, en las unidades médicas se les ofrece anticoncepción de emergencia dentro de las primeras 72 horas de la agresión, quedando a la libre decisión de las mujeres, si la toma o no, como lo marca la Norma Oficial Mexicana. 

"También se da un aviso al Ministerio Público. Desafortunadamente no todas las pacientes están acudiendo a presentar una denuncia y acuden a recibir atención médica después de las primeras 72 horas, llegan en forma tardía para recibir su tratamiento", lamentó la entrevistada.

La directora de Prevención y Control de Enfermedades de la SSJ, Eréndira Nohemí Ponce Arroyo, señaló que este año 160 pacientes han recibido el tratamiento preventivo de VIH.

"No todas, porque tienen que llegar dentro de las primeras 72 horas", dijo, tras referir que el gobierno federal otorgó una partida económica para este fin, y que este tratamiento esta disponible en todos los centros de emergencia, en cantidad suficiente para haber sido aplicado al 100 por ciento de las víctimas. 

Sin embargo, la SSJ carece de registro de cuantas violaciones culminan en embarazo, porque tras la atención psicológica y denuncia ya no han regresado y no se ha podido confirmar si producto de un ataque sexual quedaron embarazadas, apuntó.