Acusan al gobierno de omiso en operación de terrazas en Tlajo

Tribunal ordenó demolición de una de las fincas, pero el Ayuntamiento de Tlajomulco aún no ha actuado; los quejosos quienes aseguran que no se ha hecho nada.
Los salones se ubican en el fraccionamiento Los Gavilanes y provocan molestia a los habitantes del lugar.
Los salones se ubican en el fraccionamiento Los Gavilanes y provocan molestia a los habitantes del lugar. (Víctor Hugo Ornelas)

Tlajomulco de Zúñiga

En diversos puntos del municipio de Tlajomulco existen construcciones que fueron edificadas sin licencia y violando el uso de suelo, sin embargo todo indica que su origen ilícito, las múltiples denuncias y señalamientos vecinales, solamente han generado un resultado: impunidad para los infractores y omisión por parte de las autoridades.

Uno de los casos más controversiales ocurre en el fraccionamiento Los Gavilanes, donde los vecinos se quejan de la operación de salones de eventos y terrazas familiares que han convertido este conjunto habitacional “En una zona de carnaval los fines de semana”, señalan.

Dentro del fraccionamiento, en el domicilio marcado con el número 181-A de la calle Aldama, luce un sello de clausura con los distintivos oficiales del gobierno municipal, aunque esto no significa un impedimento para que los propietarios del inmueble lleven a cabo eventos como bodas, XV años, graduaciones y otros.

El servicio de “salón de eventos” se promueve en la página www.ivent.com.mx, en dicho portal se presentan imágenes de los “eventos recientes” y se ofrecen cotizaciones, “ya lo denunciamos una y otra vez y la respuesta de la dirección de reglamentos es que a ellos no les consta que se hagan eventos en el lugar”, mencionó uno de los vecinos que se dicen afectados por la operación de este salón.

Los vecinos se quejan de ruido excesivo a altas horas de la noche además de considerar que la plusvalía de su fraccionamiento se ve afectada por la violación al uso de suelo y culpan a autoridades municipales quienes se han mostrado renuentes a tomar medidas determinantes sobre el tema.

“Son ya incontables denuncias las que se hacen sobre este y otros salones que operan de manera clandestina en la colonia sin que absolutamente nada ocurra, sabemos que hay una orden de un tribunal para que se haga la demolición (del salón Aldama 181-A) y las autoridades se muestran omisas”, señaló otro de los inconformes con la operación de estos salones y que al igual que los demás colonos, prefirió no hacer público su nombre a raíz de que un vecino fue presuntamente golpeado al día siguiente de haber presentado una denuncia ante el ayuntamiento.

Prodeur demandó a Tlajomulco para que resolviera el caso

El Tribunal de lo Administrativo emitió en 2011 un fallo a favor de la Procuraduría de Desarrollo Urbano del Estado, que demandó a los titulares de las direcciones de Ordenamiento Territorial, Obras Públicas, Dirección Jurídica, Inspección y Reglamentos y Padrón y Licencias de Tlajomulco para que actuaran en torno al caso de la construcción antes mencionada, que además de violar el uso de suelo, se llevó a cabo sin licencia de construcción.

La procuraduría de desarrollo urbano del Estado advirtió que la construcción “No cumple con lo señalado en el plan parcial de desarrollo urbano, ya que la densidad H1 de vivienda que rige en este momento en dicho punto, lo que no permite la construcción de edificaciones que no sean vivienda unifamiliar, tal como lo marca el Plan de Desarrollo Urbano y centros de población y lo establecido en el artículo 57 del reglamento de zonificación para el Estado de Jalisco”.

 

La resolución del tribunal fue que la finca debía ser demolida conforme a la ley, acción que el ayuntamiento no ejecutó, esto dio tiempo a que el propietario del inmueble se amparara, aunque dicho amparo no cambió la postura del tribunal y fue desechado debido a que entre los elementos de prueba presentados por el supuesto dueño se encontraba una licencia con domicilio en Bosques de Santa Anita, localidad ubicada a más de 15 kilómetros del fraccionamiento gavilanes.

 

Cinco años de corrupción e impunidad

 

28 de junio 2008: Colonos del fraccionamiento detectan tomas de agua y piden a autoridades municipales realizar una inspección en el lugar antes de que se edifique cualquier construcción

 

26 de junio 2009: La asociación de colonos emite un oficio a diversas dependencias solicitando que no otorguen permiso de construcción para el número 181-A de Gavilanes Oriente, al tratarse de un salón de eventos y no una vivienda

 

02 de julio 2009: La dirección de tramitología, hoy ordenamiento territorial, se deslinda de cualquier licencia de construcción en el predio en cuestión

 

14 de diciembre 2010: La dirección de inspección y reglamentos realizó la clausura de la terraza, al momento de la visita de inspectores al lugar, se realizaba a cabo un evento escolar, pero ante la petición del propietario de la finca, el entonces titular de la dependencia, Pedro Martínez Ponce, aplazó la clausura hasta que concluye el evento

 

03 enero del 2011: el tribunal de lo administrativo giró la orden para que las autoridades municipales ejecuten las medidas preventivas que dicta el Código Urbano del Estado, mismas que en su artículo 370 se detallan como suspensión, cancelación, clausura, demolición y restauración de daños, por cuenta del infractor

 

Junio del 2011 El propietario de la terraza promovió un amparo y presentó como documento probatorio la copia certificada de la licencia de construcción numero 1076, misma que en 2008 el gobierno municipal reconoció como no correspondiente a la terraza en Gavilanes

 

14 de marzo de 2012 El propio tribunal desechó el amparo por lo que se debía proseguir con la demolición, sin embargo ante tal falló, el propietario de la finca promovió un recurso de revisión

 

2013 El tribunal notificó al ayuntamiento que el recurso de revisión interpuesto por el que se dice propietario de la construcción de Aldama 181-A, no prosperó a favor del mismo, por lo que la autoridad municipal debe proceder a tomar las acciones que la ley marca y las cuales se le hicieron saber el 03 de enero de 2011