EU inicia ataques aéreos contra yihadistas en Irak

Washington da a conocer que al menos se realizaron dos operaciones militares contra objetivos del grupo extremista del Estado Islámico en las cercanías de la ciudad de Mosul.
Miembros de la Marina guian a varios aviones Hornet F/A 18 para su despegue en el portaaviones George H.W. Bush, en el Golfo Pérsico
Miembros de la Marina guian a varios aviones Hornet F/A 18 para su despegue en el portaaviones George H.W. Bush, en el Golfo Pérsico (EFE)

Washington y Erbil

Estados Unidos lanzó ayer una nueva ronda de bombardeos aéreos cerca de la localidad de Erbil, en el norte de Irak, contra las fuerzas del Estado Islámico (EI). "El gobierno iraquí y responsables iraquíes de todos los horizontes, partidos y confesiones nos pidieron este apoyo. Es el principio aplicado este caso", declaró Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado.

"El ejército de EU continuó atacando hoy objetivos del EI cerca de Erbil, con dos ataques aéreos adicionales para ayudar a defender la ciudad en la que personal estadunidense asiste al gobierno de Irak", señaló por su parte ayer el vocero del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, en un comunicado.

Poco después de las 16:00 horas, tiempo local, "Drones atacaron una posición terrorista de lanzamiento de morteros. Cuando los combatientes del EI regresaron a la ubicación, momentos más tarde, los terroristas fueron atacados de nuevo y eliminados exitosamente", indicó. Kirby señaló que hacia las 17:20 locales, cuatro aviones F/A 18 también atacaron con éxito un convoy de siete vehículos y una posición de morteros cerca de Erbil.

Los bombardeos aéreos llegan después de que el presidente estadunidense Barack Obama, autorizara el jueves por la noche los ataques "selectivos" contra posiciones de los rebeldes yihadistas.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo ayer que el presidente Obama "ha autorizado ataques militares que ayuden a las fuerzas kurdas a desalojar a los militantes que asedian" a las minorías étnicas y religiosas en el norte de Irak, pero destacó que las tropas de Estados Unidos no retornarán al combate en Irak.

"El presidente no ha fijado una fecha específica", anunció Earnest, pero insistió en que "un conflicto militar prolongado que incluya el involucramiento estadunidense no está sobre la mesa". Francia afirmó por su parte que "asumirá la responsabilidad que le corresponde" en la lucha contra EI y el primer ministro británico, David Cameron, aprobó ayer la decisión estadunidense, pero descartó sumarse a la operación militar.

La Administración Federal de Aviación (FAA) de EU prohibió ayer a todos sus aviones comerciales sobrevolar Irak. En una nota a los pilotos, la FAA explicó esta prohibición indefinida a raíz de la "situación potencialmente peligrosa generada por el conflicto armado entre militantes del Estado Islámico" y las fuerzas de seguridad iraquíes "y sus aliados".

Irak se encuentra en el camino de los aviones comerciales que hacen el recorrido entre Europa y Oriente Medio o Asia. En una llamada realizada la tarde de ayer al presidente de Irak, Fuad Masum, el vicepresidente estadunidense, Joseph Biden, recalcó el "compromiso de EU en la protección" de todos los ciudadanos iraquíes ante el avance del EI.

Biden subrayó que la violencia yihadista afecta a todos los iraquíes por lo que "afirmó el compromiso de Washington de apoyar Irak —de norte a sur— a la vez que trabajan para defender al país de esta amenaza internacional". No obstante, recordó a Masum "la importancia de formar un nuevo gobierno bajo el calendario constitucional, incluido el programa nacional que ayude a consolidar las fuerzas nacionales contra EI".

Se calcula que el avance de los extremistas sunitas ha provocado que unas 200 mil personas, en su mayoría yazidíes kurdos y cristianos, huyan de sus poblaciones y se encuentran aislados y con necesidad urgente de agua, comida, refugio y medicinas en las proximidades del monte Sinyar, en el norte de Irak.

En este contexto, la Organización de las Naciones Unidas afirmó ayer que estaba preparando la apertura de un corredor humanitario en el norte de Irak para permitir huir a los civiles amenazados por los yihadistas. El poderoso dirigente chiita Moqtada Sadr afirmó por su parte que el EI estaba a punto de atacar la capital, prometiendo movilizar a sus hombres para defender Bagdad.

Los insurgentes sunitas están a unas decenas de kilómetros de Bagdad, pero, según los expertos, no cuentan con suficientes efectivos para un asalto de esa envergadura. EU, que invadió Irak en 2003 y llegó a tener en ese país más de 120 mil soldados, completó en 2011 el retiro de sus fuerzas de combate y mantiene ahora unos 700 militares, que en su mayor parte se dedican a la protección de su embajada en Bagdad y algunas oficinas cerca del aeropuerto internacional de la capital.

Papa enviará a cardenal

El papa Francisco enviará al norte de Irak al prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Fernando Filoni, para expresar su cercanía y solidaridad a la población, especialmente a los cristianos, asediada por los extremistas islámicos.

En portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que el italiano Filoni llegará en los próximos días al Kurdistán iraquí para "expresar la cercanía del papa y su atención por todo lo que sucede".

Filoni fue desde 2001 a 2006 nuncio en Jordania e Irak y fue el único diplomático que no abandonó Irak durante la guerra de invasión estadunidense, como recordó Lombardi, quien explicó que se trata de una persona "con un valor increíble y altamente cualificada para esta misión por su conocimiento del territorio y su calibre".

Secuestro de mujeres

Cientos de mujeres de la minoría religiosa yazidí permanecen en manos de extremistas sunitas en la ciudad de Mosul, denunció ayer Kamil Amin, portavoz del Ministerio de Derechos Humanos de Irak.

"Creemos que los terroristas ahora las consideran esclavas y tienen planes perversos para ellas", declaró Amin. "Creemos que los terroristas utilizarán a estas mujeres de manera degradante a fin de satisfacer sus deseos animales en una forma que contradice todos los valores humanos e islámicos".

De acuerdo a un funcionario estadunidense, que pidió el anonimato, el grupo Estado Islámico (EI) secuestró y mantiene presas a mujeres yazidíes para venderlas o casarlas con combatientes extremistas. Las declaraciones de Amin constituyen la primera confirmación del gobierno iraquí de que algunas mujeres, menores de 35 años, están en poder del grupo islamista. El martes pasado, la legisladora yazidí Vian Dakheel dijo que "ha habido venta de mujeres en un mercado de esclavos".

El EI – musulmán sunita- considera apóstatas a los yazidíes y a los musulmanes chiitas, al tiempo que exige a los cristianos convertirse al islam o de lo contrario pagar un impuesto especial. (AP/Bagdad)


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]