Aumenta cifra de europeos que combaten con EI

La Unión Europea estima que la cifra de yihadistas europeos que combaten en Siria e Irak aumentó a 3 mil.

Bruselas, Bélgica

El número de yihadistas europeos que partieron a combatir a Irak y Siria ascendió a 3 mil cuando hace apenas unos meses eran 2 mil, indicó el jefe antiterrorista de la Unión Europea, Gilles de Kerchove.

En una entrevista, Kerchove estimó que este aumento puede haber sido estimulado por la declaración en junio del grupo Estado Islámico de la creación de un califato entre Siria e Irak.

"Mi estimación es que estamos alrededor de los 3 mil", respondió Kerchove al preguntársele cuántos combatientes europeos abrazaron la causa islamista en Siria y en Irak.

"El flujo no disminuyó y posiblemente la proclamación de un califato tuvo algún impacto", indicó Kerchove.

El coordinador antiterrorista de la UE indicó no obstante que cotejaría las cifras en las próximas semanas con las de los servicios de inteligencia de los países miembros.

Los combatientes, dijo, provienen principalmente de Francia, Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia, Dinamarca y, en menor cantidad, de España, Italia, Irlanda e incluso Austria.

"Creo incluso que ahora hay combatientes extranjeros de países como Austria, lo que antes no era seguro", añadió.

Kerchove estima que entre 20% y 30% regresaron a sus países. Algunos reanudaron una vida normal, otros sufren de trastornos por estrés postraumático e incluso los hay que se radicalizaron convirtiéndose en una amenaza para sus países.

"El desafío para cada Estado miembro es el de evaluar a cada uno de ellos, evaluar su peligrosidad y aportar la mejor respuesta", añadió afirmando que los países miembros de la UE procesarán a los militantes si tienen pruebas de que se unieron a una organización radical, pero vigilarán discretamente a aquellos para quienes no tienen evidencias.

Kerchove saludó la adopción, prevista el miércoles, por el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución cuyo fin es calificar como un crimen el hecho de viajar para combatir o entrenarse para una guerra santa.

"El borrador (de la resolución) enfoca correctamente el problema. Pero depende de cada Estado, y en nuestro caso de los 28, ahondar en la cuestión", añadió.

Kervoche apoyó el proyecto de ley francés que autoriza al ministro de Interior retirar los pasaportes de jóvenes franceses cuando existe suficiente información de inteligencia de que se disponen a viajar para participar en una guerra santa, sin que sean necesarias pruebas.

Para Kerchove, la proximidad de Siria del continente europeo, adonde se puede viajar pasando por Turquía, un país con mucho turismo, explica la presencia de tantos europeos, a diferencia de otros países en donde el obstáculo geográfico es más importante, como Afganistán, Malí, Yemen o Somalia.

El ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, indicó en Nueva York que Turquía procedió a expulsar a mil combatientes extranjeros de 75 países diferentes.

Según el responsable, el riesgo de ataques en Europa en respuesta a la ofensiva de la coalición en Irak y en Siria ha aumentado, especialmente para Francia, que se unió a Estados Unidos para bombardear al grupo Estado Islámico en Irak.