WikiLeaks publica más de 30 mil archivos de Sony

Julian Assange dijo que los archivos muestran los engranajes de una influyente multinacional llena de secretos.
Ecuador concedió asilo político al ex hacker australiano en junio de 2012 para evitar que fuera enviado a EU.
Ecuador concedió asilo político al ex hacker australiano en junio de 2012 para evitar que fuera enviado a EU. (Reuters)

Nueva York

Cinco meses después del escándalo de piratería de Sony Pictures, WikiLeaks publicó 30 mil 287 documentos de archivos de la compañía, con la posibilidad de realizar fácilmente búsquedas por nombre o palabras clave.

El sitio indicó en un comunicado que la información incluye 30 mil 287 documentos de Sony Pictures Entertainment (SPE) y 173 mil 132 correos electrónicos de y hacia más de 2 mil 200 direcciones de la compañía.

"Estos archivos muestran los engranajes de una influyente multinacional. (Son) dignos de interés. Esto pertenece al dominio público y WikiLeaks se asegurará que continúe allí", señaló Julian Assange, fundador de WikiLeaks, que vive en la embajada de Ecuador en Londres para evitar ser juzgado por presunta violación en Suecia.

En noviembre pasado, SPE, filial del grupo japonés Sony, fue víctima de un ciberataque masivo: los datos personales de 47 mil empleados y terceros, entre los cuales sus estrellas, fueron robados, así como documentos financieros, guiones, o correos. Algunos fueron colocados en la web, así como cinco películas del estudio.

Los piratas habían exigido que Sony Pictures renunciara a difundir la comedia sobre el líder norcoreano Kim Jong-Un, "The interview", y la Casa Blanca acusó a Corea del Norte de estar detrás del ataque informático, lo que tensó un poco más las relaciones entre los dos países. Finalmente, la película tuvo un estreno limitado.

"Ahora publicados en un formato en el que se puede hacer búsquedas, los archivos Sony ofrecen una rara visión de los engranajes de una gran empresa multinacional llena de secretos", añadió el comunicado, indicando que se pueden descubrir las actividades de lobby del grupo y sus conexiones con el Partido Demócrata de Estados Unidos.

El escándalo que generó la filtración provocó la renuncia en febrero de la directora de Sony Pictures, Amy Pascal, tras la publicación de correos electrónicos racistas sobre Barack Obama.