Voluntarios son sometidos a restricciones excesivas: ONU

Ban Ki-moon dice que las medidas de aislamiento son discriminatorias.
El trabajador francés hospitalizado en París se encuentra “estable”.
El trabajador francés hospitalizado en París se encuentra “estable”. (Francois Mori/AP)

México

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró que los agentes sanitarios que han viajado a zonas con el virus del ébola están siendo sometidos a restricciones excesivas a su regreso de los países afectados. 

“Hay ciertas restricciones y formas de discriminación contra el personal sanitario que no son necesarias”, declaró Ban en una conferencia en Viena donde se homenajeaba a “esas personas que arriesgan sus vidas” para combatir el virus.

El secretario de  la ONU aludió específicamente a “cuarentenas que no se fundan en pruebas científicas”, refiriéndose presumiblemente al aislamiento obligatorio decretado en EU para quienes regresan de países afectados por la epidemia pese a no presentar síntomas.

Los expertos han señalado que este tipo de medidas resultan contraproducentes para luchar contra una epidemia cuyos afectados sufren antes por la insuficiencia de personal que por la falta de recursos materiales.

La queja de Ban surge a un día de que China anunció que pondrá en cuarentena de 21 días al personal médico que regrese al país tras tratar a enfermos del virus en África, según indicó He Qinghua, vicedirector de la Oficina de Control y Prevención de Enfermedades del Ministerio de Sanidad en esa nación.

Los médicos que regresen a China serán objeto de una serie de exámenes antes de ser aislados, comentó Qinghua.

China ha enviado a un equipo médico de 30 personas a África occidental y prevé enviar varios centenares más en las próximas semanas. Una unidad de élite del Ejército de Liberación Popular también llegó a Liberia para construir un centro de tratamiento de 100 camas contra el ébola.

Por otro lado,  la persona empleada de la ONU hospitalizada en Francia tras contraer  la enfermedad en Sierra Leona que es un “agente de Unicef” se encuentra “estable”, indicó el gobierno francés, sin facilitar su sexo ni identidad.

A petición de la ONU y la OMS  de París “repatrió en condiciones sanitarias seguras” a este enfermo contaminado “sobre el terreno en el contexto de sus actividades”, dijo la ministra de Sanidad, Marisol Touraine.

A su llegada a Francia el sábado, fue inmediatamente trasladado a una unidad especializada de un hospital militar de la periferia de París, que en septiembre ya trató a una voluntaria francesa contaminada de ébola en Liberia y actualmente curada.

“Si el equipo médico que la trata juzga útil administrarle tratamientos experimentales (...) como fue el caso de la joven enfermera de Médicos Sin Fronteras, será posible”, indicó Touraine.

El Ministerio de Sanidad precisó el domingo que solo hay un caso confirmado en territorio francés.

Kaci Hickox hace un trato

El estado de Maine y Kaci Hickox, la enfermera estadunidense que trató a víctimas del virus del ébola en África occidental, llegaron a un acuerdo ayer que le permite a la trabajadora de salud viajar libremente, pero le exige que se controle rigurosamente y reporte cualquier síntoma de la enfermedad.

El acuerdo extrajudicial, presentado en la localidad natal de la enfermera Kaci Hickox, Fort Kent, en el norte de Maine, donde regresó tras estar en cuarentena brevemente en Nueva Jersey, mantiene vigentes hasta el 10 de noviembre los términos de una orden emitida por un juez del estado.

La enfermera criticó duramente la manera en que el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el de Maine, Paul LePage, respondieron a su caso. Ambos defendieron su accionar.

Algunos estados de EU han impuesto cuarentenas obligatorias para trabajadores de la salud que regresan de los tres países de África más afectados por el virus: Guinea, Liberia y Sierra Leona, pero el gobierno federal teme desalentar a potenciales voluntarios médicos.

Solo una persona en EU es tratada actualmente por el ébola, un médico de Nueva York que se encuentra estable.