Enorme fumarola de volcán Villarrica causa alarma en Chile

La institución que vigila los volcanes dijo que la alarma fue activada con base a un "criterio visual y no técnico".
El Villarrica registró una explosión violenta el 3 de marzo que obligó a evacuar a miles de personas.
El Villarrica registró una explosión violenta el 3 de marzo que obligó a evacuar a miles de personas. (AP)

Santiago

El volcán chileno de Villarrica emitió una gran fumarola de humo y gases de manera constante el domingo, lo que desató la alarma entre vecinos y autoridades locales ante una posible erupción del volcán, algo que fue desmentido por el servicio geológico de Chile.

Las alarmas sonaron en la población de Pucón, cercana al volcán, decretadas por el alcalde la municipalidad de manera preventiva, para que los habitantes pudieran estar preparados, aunque no se llamó a evacuar.

Sin embargo el servicio geológico chileno Sernageomin aclaró en su cuenta de Twitter que a pesar de las cenizas, no se daban las condiciones para una erupción.

"De momento NO HAY condiciones para una actividad eruptiva mayor. Sólo cenizas en #VolcánVillarrica. Alerta Naranja. 5-4-15; 14:30 hrs", afirmó el organismo. "Columna de cenizas es similar a registradas en la noche y días recientes. No hay cambio significativo en actividad del #VolcánVillarrica".

La descoordinación por la alarma llevó al Sernageomin, la institución que vigila los volcanes en Chile, a convocar a los medios para informar que aunque el alcalde tenía la facultad de hacer sonar la alarma lo había hecho tomando como base un "criterio visual y no técnico" puesto que el Sernageomin no había emitido ningún tipo de alerta.

"Queremos hacer una llamada a la tranquilidad", explicó a periodistas Miguel Ortiz, jefe de alertas tempranas de la Oficina Nacional de Emergencia.

"El alcalde desde el punto de vista visual vio un grado de peligrosidad para la población y activo los sistemas de alarma, sin tener el dato técnico" que debería ser el que primara en esta situación, afirmó.

La alarma generó que muchas personas acudieran a los supermercados para aprovisionarse de alimentos, aunque muchos de ellos permanecían cerrados en la tarde del domingo a causa de la misma.

Aunque en general en la zona se respiraba tranquilidad, con muchos turistas acercándose durante el fin de semana largo para ver las incandescencias y explosiones intermitentes del volcán, que fueron más notorias en la última noche, en la que se pudo ver lava saliendo del cráter.

También la impresionante fumarola, que era más visible según afirmaron los expertos, quizá debido a cielos despejados.

Los vecinos del lugar se mostraban tranquilos aunque en alerta, y muchos de ellos afirmaban no poder dormir tranquilos ante la posibilidad de que el volcán entre en erupción, como ya ocurrió el pasado 3 de marzo, generando impresionantes imágenes que dieron la vuelta al mundo.

El Villarrica, de una altitud máxima de 2 mil 847 metros, registró una explosión violenta el 3 de marzo que obligó a evacuar a miles de personas y aumentó el cauce de ríos cercanos por el derretimiento de nieve.

Las autoridades mantienen un radio de cinco kilómetros de exclusión en torno al cráter y 200 metros a cada lado de los cauces del volcán, situado a 670 kilómetros de Santiago, en la región de La Araucanía.

Chile tiene unos 2 mil volcanes a lo largo de su territorio sobre la cordillera de los Andes, de los cuales unos 90 están activos. El servicio geológico local mantiene un monitoreo permanente sobre 43 de ellos. El Villarrica es considerado uno de los más peligrosos.