• Regístrate
Estás leyendo: Victoria izquierdista en Asunción augura alianza opositora en presidenciales
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 18:39 Hoy

Victoria izquierdista en Asunción augura alianza opositora en presidenciales

Mario Ferreiro, candidato de una alianza de centroizquierda, logró arrebatar ayer la alcaldía de la capital de Paraguay al Partido Colorado, coalición que podría buscar la presidencia en 2018.

Publicidad
Publicidad

Agencias

Mario Ferreiro, popular presentador de TV, sorprendió el domingo al ser electo alcalde de Asunción: un puesto en manos del gobernante partido Colorado hace quince años y el cual arrebató gracias a una alianza de centroizquierda que ahora augura buscar la presidencia de Paraguay en 2018. Ferreiro prometió hoy "el mejor Gobierno de la historia de Asunción".

Ferreiro, de 56 años y miembro del progresista Partido Revolucionario Febrerista, gobernará Asunción durante los próximos cinco años tras ser aupado al triunfo por el tradicional rival de los colorados, el Partido Liberal, como parte de una concertación de 14 fuerzas políticas.

"El pueblo va a acompañar al mejor Gobierno de la historia de Asunción que comienza en diciembre", dijo en una multitudinaria rueda de prensa en el Hotel Guaraní, centro de Asunción, mientras que en el exterior le esperaban miles de personas. Ferreiro se alzó con la victoria con el 51 % de los votos, frente al 40.5 % obtenido por el anterior intendente, el colorado Arnaldo Samaniego, quien aspiraba a la reelección.

Con la camiseta de la selección nacional de fútbol paraguaya y un rosario colgado al cuello, el ex presentador de televisión destacó que ganó "por los más necesitados". "Damos gracias al pueblo que apoyaron sin pedir nada a cambio. Quiero felicitar al Partido Colorado que realizó una disputa fuerte pero democrática", dijo.

"Paraguay nos necesita a todos y a todas. Sé que este pueblo es noble y que nos va a acompañar en este gobierno que comienza en diciembre", agregó. "Ayúdenme a cambiar Asunción", concluyó para después dirigirse a la vecina Plaza de la Democracia, donde emitió un discurso ante miles de seguidores.

Con el 99.93 % de los votos escrutados, el Tribunal Superior de Justicia Electoral de Paraguay (TSJE) dio como ganador en Asunción a Ferreiro, que termina así con 15 años de hegemonía del Partido Colorado.

Convocados, cuatro millones

Las elecciones en la capital paraguaya contaron con una participación electoral del 55.5 %, según los datos preliminares del TSJE. A las mismas estaban convocadas alrededor de cuatro millones de personas, que debían de elegir a los alcaldes y concejales de 250 municipios.

El senador Blas Llano, ex presidente del socialdemócrata Partido Liberal Radical Auténtico, estimó la victoria de Ferreiro -apoyado por movimientos y partidos de centroizquierda- como una respuesta ciudadana a los malos gobiernos colorados y augura que esa alianza opositora podría repetirse para las elecciones presidenciales de 2018.

"Una concertación transparente y participativa es la fórmula que nos va a permitir recuperar el poder en el 2018", manifestó. Para Ferreiro su victoria es un reclamo urgente de cambio. En octubre pasado, las protestas de un movimiento estudiantil en la Universidad Nacional derivó en el arresto del rector y vicerrector y en la destitución de al menos cinco decanos por escándalos de corrupción y nepotismo.

"Los jóvenes nos muestran el camino que tenemos que seguir si no queremos perecer como políticos en Paraguay", subrayó el alcalde electo de la capital. Ferreiro ya se había postulado a presidente en el 2013 por el minoritario partido izquierdista Avanza País, si bien en estas elecciones comunales se presentó como un independiente.

En 1991 asumió por primera y única vez, por espacio de cinco años, un alcalde centroizquierdista en Asunción, el actual senador Carlos Filizzola, dos años después de la caída de la dictadura del general Alfredo Stroessner (1954-89).

Crisis en el partido Colorado

Los colorados buscaban completar dos décadas de gobierno en Asunción, una aspiración que las encuestas -e inclusive los resultados a boca de urna- reforzaban dando a Samaniego una ligera ventaja.

Pero el resultado en Asunción, una disputa denominada tanto por oficialistas como opositores como "la madre de todas las batallas", tuvo un duro desenlace para el gobierno de Horacio Cartes y un golpe para la estructura del partido Colorado.

Es "un golpe al presidente y su equipo. Demuestra que el partido Colorado tiene una diversidad interna, que no (le) basta con el control del poder para que se le haga imposiciones", dijo a la AFP Roberto Codas, analista de la consultora Desarrollo Empresarial.

Los analistas consultados por la AFP coincidieron hoy en que las divisiones internas y las órdenes incómodas de Cartes fueron las responsables de la derrota en las municipales, en las que se eligieron a 250 intendentes (alcaldes) y otros 5,530 cargos.

Las elecciones municipales fueron consideradas como un examen de mitad de período de Cartes, quien asumió el cargo en agosto de 2013 y cuyo mandato concluye en 2018.

La victoria opositora "es la evidencia de una profunda crisis dentro del partido Colorado" porque sus mismos partidarios "quieren una verdadera democracia, con un balance entre los diferentes partidos", explicó Liz de Arnold, profesora de la Universidad Metropolitana de Asunción.

"Los arranques de autoritarismo ya no surten efecto" y "esto fue una guerra contra Horacio Cartes", resumió Arnold, también ex ministra de Defensa (2012-2013). Un tercer candidato a la alcaldía de Asunción, Ricardo Meyer, afín al ex presidente Fernando Lugo (2008-2012), obtuvo apenas 4.54% de los sufragios.

En todo Paraguay

El revés del gobernante Partido Colorado no fue solo en la capital de Paraguay, ya que perdió en 108 de los 250 municipios en los cuales se renovaban las alcaldías y las Juntas Municipales.

Cuando se cerraron las mesas de votación, sobre las 17:00 hora local (20:00 GMT), todas las encuestadoras dieron como ganador a Samaniego en base a sus datos de boca de urna, cuestionados inmediatamente por la oposición. Ferreiro dijo entonces que las bocas de urna no son la realidad y que la única realidad son los votos oficiales.

"La boca de urna es una estimación, pero no es una realidad. La única realidad es el conteo oficial. Es una lección que tenemos que aprender todos y yo también como político". En su discurso de celebración, Ferreiro aseguró que ganó para todos, pero especialmente para los más necesitados, y envió un mensaje de unidad nacional.

"El presidente (Horacio Cartes) me llamó y se mostró mesurado y respetuoso. Vamos a respetarnos en nuestras diferencias. El país nos precisa a todos. Eso engrandece la democracia. La alternancia es parte de la democracia y no es una tragedia", expresó.

El nuevo intendente de Asunción se comprometió con la gente y le pidió que lo ayuden a gobernar. "Eso será posible si comprenden que el trabajo recién se inicia y que queremos honrar el voto con honestidad, transparencia y eficiencia".

Tres horas después del cierre de las mesas la presidenta del Partido Colorado, la senadora Lilián Samaniego destacó el hecho de que hayan ganado en 142 municipios y reconoció la victoria opositora en algunas cabeceras departamentales y también en Asunción.

"Amerita que hagamos una evaluación. Hay que reconocer, somos demócratas, integrantes de un Partido Colorado que asumió la democracia como herramienta política y acá hay resultados irreversibles. Luego evaluaremos los motivos con elementos oficiales que salgan del Tribunal Supremo Electoral", agregó Samaniego.

Su hermano Arnaldo Samaniego, intendente saliente de Asunción que hoy perdió en su intento por conseguir la reelección, dijo en rueda de prensa que "se gana y se pierde y esta vez tocó perder". Jaime Bestard, presidente del TSJE, celebró que se haya cumplido el calendario electoral y destacó que "fue una jornada ejemplar". "La ciudadanía se expresó con respeto al semejante y de manera ordenada", agregó.

Entrevista con Cartes

El nuevo intendente (alcalde) de Asunción, Mario Ferreiro, asumirá en diciembre pero ya empezará a trabajar y entre sus actividades inmediatas figura un pedido de entrevista al presidente Horacio Cartes, quien ayer lo llamó por teléfono para saludarlo.

"La idea es procurar que haya gobernabilidad. Hay que hacer algo para que Asunción sea la capital en la que uno quiera vivir. Lo primero que vamos a hacer es hablar y proseguir con todas las obras que se están haciendo, no pararlas", dijo Alfredo Jaeggli, influyente dirigente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que fue el principal soporte de la alianza que encabezó Ferreiro.

El senador Luis Alberto Wagner, también del PLRA, ya empezó a vaticinar lo que puede ocurrir en el futuro, teniendo como horizonte las elecciones presidenciales de abril del 2018. Los resultados de hoy marcan "el fin del sueño de reelección" del presidente Horacio Cartes.

Durante algunos días, el presidente Cartes se puso al frente de la campaña electoral, pero no consiguió convencer a sus compatriotas para que el país se tiñera de rojo, como proclamó varias veces, en referencia al color emblema del Partido Colorado.

Mario Ferreiro es un político emergente de 56 años que trascendió como presentador de televisión y conductor de programas radiales de entretenimiento y fue candidato a la presidencia en las elecciones generales de abril de 2013, que ganó el ahora presidente Horacio Cartes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.