Sus amigos salieron, Miguel no: hermano de mexicano en bar Pulse

Miguel Honorato es uno de los cuatro mexicanos que murió en el ataque al bar Pulse; su hermano lo recuerda como alguien trabajador y luchador quien quisiera "aún estuviera aqui". 
Miguel Ángel Honorato es uno de los cuatro mexicanos que murieron en el tiroteo en el bar Pulse, en Orlando,
Miguel Ángel Honorato es uno de los cuatro mexicanos que murieron en el tiroteo en el bar Pulse, en Orlando, (Tomada de Facebook/Miguel Honorato )

Ciudad de México

Miguel Ángel Honorato, uno de los cuatro mexicanos que murieron en el tiroteo en un bar en Orlando, Florida, fue al Pulse por invitación de unos amigos, quienes, a diferencia de él, lograron salir con vida del lugar.

Miguel era originario de Tenanguillo de las Cañas, en el municipio de Ixcateopan de Cuauhtémoc, en Guerrero, lugar que dejó junto con su familia en 1991, cuando apenas tenía 5 años, contó a MILENIO José Honorato, uno de sus siete hermanos.

"Era un hombre trabajador, luchador para los negocios, le gustaba estar con su familia y sus amigos", aseguró José, quien vio a su hermano por última vez el viernes, en la fiesta de cumpleaños de su hijo.

Miguel era casado y tenía tres hijos de 14, 2, y un año. Vivía en Apopka, una ciudad ubicada a unos 15 minutos de Orlando, y junto con sus padres y hermanos tenía cuatro negocios de comida mexicana, tortillerías y pequeños supermercados en esa localidad, en Sanford y Kissimmee.

José dijo que su hermano hizo amistad con la cuñada de un amigo, quien al parecer es lesbiana. El día del ataque, Miguel quería salir y ella lo invitó a ir con otros amigos al bar Pulse de Orlando.

"El domingo su esposa me llamó, me preguntó si sabía algo de Miguel porque no había llegado; yo llamé a mis hermanos y a su amigo, quien siempre anda con él, y me dijo que su cuñada había estado en ese lugar con él y que ella estaba bien en casa, pero que no sabía si Miguel había salido", contó José, quien dijo desconocer si su hermano había estado antes en ese bar.

"No sé qué pensar, yo siempre miraba eso en la televisión y nunca pensé que eso iba a afectar en mi familia", dijo respecto al ataque perpetrado por Omar Mateen, estadunidense de origen afgano, que dejó 49 muertos y 53 heridos.

"Quisiera despertar y que él estuviera en su casa llamándome, no lo puedo creer aún", dijo José.

El hermano de Miguel dijo que gente del consulado de México en Orlando ya se puso en contacto con él "a ver si nos ayudan con las visas para mis familiares que quieren venir de México".

Señaló que lo más seguro es que los restos de su hermano se queden en Estados Unidos, pues su mamá quiere que sea sepultado en Apopka, la ciudad en la que la familia ha vivido desde que llegó a ese país.