• Regístrate
Estás leyendo: Venta de mariguana enfrenta cierre de cuentas bancarias en Uruguay
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 08:30 Hoy

Venta de mariguana enfrenta cierre de cuentas bancarias en Uruguay

La banca inició el cierre de cuentas de las empresas, y en particular las farmacias, relacionadas con la venta de cannabis, a pesar de que fue legalizada en el país a partir del 19 de julio pasado.


Publicidad
Publicidad

La banca en Uruguay, incluido el estatal Banco República, inició el cierre de cuentas de las empresas, y en particular las farmacias, relacionadas con la venta de cannabis, a pesar de que fue legalizada en el país a partir del 19 de julio pasado, confirmaron autoridades.

Entre los bancos de plaza que cerraron cuentas a empresas que trabajan con la venta de cannabis figuran Santander, Scotiabank y Banco República, confirmó el abogado del Centro de Farmacias, Pablo Durán, en declaraciones difundidas este miércoles por el diario El Observador.

TE RECOMENDAMOS: Uruguay abre el registro a consumidores de cannabis

Durán se entrevistó con el prosecretario de la presidencia uruguaya, José Andrés Roballo, en busca de una salida para el caso, que en la práctica impone restricciones bancarias y comerciales a las farmacias o cualquier negocio que expenda marihuana con fines comerciales.

A tres años de haberse aprobado en Uruguay la ley que regulariza la producción y comercialización de cannabis, el pasado 19 de julio un grupo de 16 farmacias uruguayas comenzó la venta libre de mariguana.

Un total de cuatro mil 959 personas fueron registradas mediante su huella dactilar para adquirir el producto en cualquiera de sus dos presentaciones, "Alfa 1" y "Beta 1", ambas en paquetes de cinco gramos, y con venta de un máximo de 40 gramos al mes.

Pero este miércoles, y tras reunirse con Roballo, el abogado Durán dijo que no será posible seguir trabajando con la banca, por lo que analizan la posibilidad de abrir cuentas en cooperativas de ahorro y crédito, u operar a través de redes de cobranza.

Las farmacias nucleadas en la gremial analizarán esta alternativa y volverán a reunirse el lunes con las autoridades para definir una postura.

Durán dijo al Observador que estas opciones tienen actividades más restringidas que un banco, en especial en el manejo de importaciones y líneas de crédito, por lo que las farmacias deberán elegir si están dispuestas a salir del sistema bancario para continuar la venta de cannabis.

La posibilidad de vender marihuana en farmacias sin sanciones de la banca depende de que el gobierno de Estados Unidos modifique su normativa para que el cannabis no sea considerado una sustancia prohibida ni se penalicen recursos obtenidos de su venta legal, indicaron integrantes de la Asociación de Farmacias.

TE RECOMENDAMOS: Canadá se prepara para legalizar el cannabis

La víspera, socios del gremio se reunieron con el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, para analizar el cierre de cuentas a empresas relacionadas con el cannabis y en espera de una alternativa, pero la institución les transmitió que "no hay expectativas" de que eso ocurra, indicó Durán.

Santander y Scotiabank ya han anunciado que no aceptarán a clientes cuyos fondos provengan del mercado de la mariguana, al señalar que las corresponsalías financieras con las que operan se niegan a operar con ellos debido a regulaciones internacionales.

Aunque en Uruguay el mercado del cannabis está amparado por ley, para estas compañías, que adhieren a la Convención de Viena de la Organización de Naciones Unidas, se trata de un negocio ilegal, precisaron.

"Tenemos decenas de farmacias que estaban interesadas en vender marihuana y que ahora están esperando; otras están haciendo el trámite para darse de baja. Este es un nocaut al sistema, no sabemos cómo van a reaccionar las farmacias", dijo Durán.


jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.