¿Qué se sabe de la irrupción militar en cuartel venezolano?

Un grupo de militares, comandado por el ex capitán Juan Caguaripano, ingresó al fuerte Paramacay tras la instalación de la Asamblea Constituyente; el asalto fue calificado como "ataque terrorista".
La situación irregular ocurre en medio de una tensión política generada por fuertes protestas antigubernamentales que comenzaron hace cuatro meses y que han dejado al menos 121 muertos
La situación irregular ocurre en medio de una tensión política generada por fuertes protestas antigubernamentales que comenzaron hace cuatro meses y que han dejado al menos 121 muertos (Reuters)

Caracas

Un grupo irrumpió un emblemático fuerte militar en Venezuela y logró apoderarse de parte del arsenal.
El ataque, que estremeció a la Fuerza Armada, ocurrió horas después que se instalara la polémica Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, y dejó dos muertos y al menos tres heridos.

LOS HECHOS

En la madrugada del domingo un grupo de unos 20 hombres ingresó al fuerte Paramacay, en la ciudad de Valencia, donde está asentada la Brigada 41, especializada en tanques. Lograron entrar al arsenal y apoderarse de una cantidad de armas. Ante la reacción de los soldados, una parte de los asaltantes escapó con las armas y la otra fue repelida y detenida. La operación dejó dos muertos y un herido, según dijo Maduro, quien calificó el ataque como un atentado "terrorista" y "mercenario".

LOS RESPONSABLES

Paralelamente al ataque, el grupo difundió un video en el cual el ex capitán de la Guardia Nacional (policía militarizada) Juan Caguaripano se hizo responsable de la operación "David Carabobo". El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, dijo que la acción fue responsabilidad de Caguaripano, quien tiene orden de arresto por cargos de conspiración; el primer teniente Oswaldo Gutiérrez y varios "delincuentes civiles", en complicidad con un soldado responsable del parque de armas, a quien acusó de recibir "cantidades de dinero". Tanto Caguaripano como el soldado lograron huir. En el asalto resultaron heridos un teniente y un soldado.

Las autoridades dijeron que las dos bajas fueron del grupo de atacantes, aunque no han sido identificadas todavía.

EL MOTIVO

La calificación de ataque "terrorista" y "mercenario" fue la etiqueta oficial, pero ocurre en momentos en que se incrementan las tensiones políticas en el país por la Asamblea Constituyente, sus primeras decisiones y denuncias de descontento en los cuarteles. El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (Congreso), el opositor Freddy Guevara, dijo que es alarmante que un grupo de militares piense que la solución a la crisis política pase por "escalar" los choques armados, luego de que cuatro meses de protestas contra el Gobierno han dejado 121 víctimas fatales.

REACCIÓN DE LA OPOSICIÓN

 La coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) se desligó de la acción y, a la vez, pidió al Gobierno que diga la verdad de lo sucedido. "Nuestro deber, como representación política de la inmensa mayoría del país, es insistir en la exigencia de una explicación apegada a los hechos y ajena a las manipulaciones y cálculos oscuros que caracterizan al régimen", dijo en una declaración.

LO QUE NO SE SABE

Se desconoce cómo pudo Caguaripano dirigir el asalto si estaba siendo buscado por las autoridades y además se supone estaba fuera del país.

Aún se busca a la mitad de los atacantes, entre ellos Caguaripano. Se desconoce si el grupo tenía apoyo externo para concretar la huida con las armas. Según versiones de prensa, logró apoderarse de 93 fusiles, lanzagranadas y municiones.

El ministro de defensa habló de un "ataque imperialista" apoyado por partidos de la oposición venezolanos. Sin embargo, la analista en asuntos militares Rocío San Miguel, de la organización no gubernamental Control Ciudadano, dijo que el asalto al fuerte es un episodio que "sirve de excusa para futuras limpiezas militares", al alertar sobre un posible descontento interno.

JOS