Al menos veinte muertos en atentados en el norte de Irak

Ocho personas murieron debido a dos bombas en un mercado de ganado, y en el entierro de las víctimas del ataque otra bomba dejaba tres muertos más.
Un iraquí que fue herido por la explosión de bombas en Tuz Khurmatu, a175 kilómetros al norte de Bagdad, en un hospital de Kirkuk
Un iraquí que fue herido por la explosión de bombas en Tuz Khurmatu, a175 kilómetros al norte de Bagdad, en un hospital de Kirkuk (AFP)

Kirkuk

Veinte personas murieron hoy en el norte de Irak, víctimas de un primer atentado con bomba en un mercado de ganado, un segundo atentado durante el entierro de las víctimas de este ataque y otros ataques más, indicaron la policía y un médico. En el primer atentado explotaron dos bombas en el mercado de Tuz Jurmatu, a 175 km al norte de Bagdad. Murieron ocho personas y 25 resultaron heridas. Poco después, cuando la gente se reunía en el cementerio para enterrar a las víctimas de este ataque, explotó otra bomba, que causó tres muertos y dos heridos.

Por otro lado, una bomba mató a dos personas en la provincia de Kirkuk, y otra explosión en Mosul mató a un policía e hirió a un colega suyo. Horas después, activistas atacaron tres casas en un pueblo de la provincia de Kirkuk, matando a seis personas y haciendo estallar tres casas, según oficiales del ejército y de la policía. Los insurgentes suelen atentar en Irak contra lugares muy concurridos como mercados, cafeterías y mezquitas, para causar el mayor número de víctimas posible.

Estos ataques son continuación de la ola de violencia sectaria que sacude el país árabe. Ayer, al menos 36 personas murieron y 93 resultaron heridas en tres atentados suicidas contra peregrinos chiitas. Diecisiete personas murieron después de que un suicida detonara el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo en medio de los fieles chiitas, que son blanco en los últimos días de varios atentados, en la zona de Al Daura, en el sur del Bagdad.

Las víctimas se dirigían a pie a la ciudad santa de Kerbala, situada a unos 110 kilómetros al sur de la capital iraquí, para conmemorar los cuarenta días que siguen al aniversario del martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma y muy venerado por los chiitas. En otro ataque suicida, ocho fieles de esa confesión musulmana murieron y 35 resultaron heridos en la localidad de Al Latifiya, a 30 kilómetros al sur de Bagdad, según las fuentes. El tercer atentado suicida contra los fieles chiitas también tuvo lugar a su paso por Al Latifiya y causó al menos once muertos y 23 heridos, según la policía iraquí.

El pasado martes, al menos nueve peregrinos chiitas murieron en varios atentados, mientras que el lunes fallecieron otros nueve en un ataque armado en la ciudad de Mosul, en el norte del país.El año 2013 ha sido terrible en Irak, con una espiral de violencia similar a la de 2008, cuando el país acababa de salir de una guerra civil tras su invasión en 2003, encabezada por Estados Unidos. Más de 6,600 personas murieron desde el comienzo del año, según un balance elaborado por la AFP con datos proporcionados por fuentes de seguridad y médicas.