• Regístrate
Estás leyendo: Vaticano demoró casi 20 años la destitución de un cura pederasta
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 20:57 Hoy

Vaticano demoró casi 20 años la destitución de un cura pederasta

John Gerard Néstor, de la diócesis de Wollongong, de Australia, fue acusado en 1997 de abusar de menores de edad, pero fue absuelto.

Publicidad
Publicidad

La Iglesia católica demoró casi 20 años en destituir a un sacerdote que fue acusado de abusar sexualmente de menores en Australia, según se expuso ante la comisión gubernamental que investiga estos delitos.

John Gerard Néstor era sacerdote en una diócesis de la ciudad de Wollongong cuando fue acusado en 1997 de aprovecharse de forma indecente a un monaguillo, indicó el abogado Angus Stewart, quien asiste a la comisión en las pesquisas, informó la agencia AAP.

El caso de Néstor fue abordado por la comisión gubernamental que investiga la respuesta de las instituciones a los abusos sexuales cometidos contra menores en el seno de los organismos públicos, sociales y religiosos de Australia.

En estos días esa comisión se centra en cómo la Iglesia católica, apoyándose en el derecho canónico, afrontó los casos de pederastia cometidos por sacerdotes.

Néstor admitió en 1997 que durmió en un colchón, colocado sobre el suelo, con el adolescente y el hermano menor de éste en julio de 1991, pero negó haber tenido contacto sexual con él.

El ex sacerdote de 50 años, quien solía dirigir campamentos de verano para monaguillos, fue condenado por asalto indecente agravado, aunque después fue absuelto en 1997.

El abogado Stewart explicó en la audiencia, celebrada en al ciudad de Sídney, que ese fallo judicial destapó otras quejas contra Néstor, como el hacer que los niños nadasen desnudos y compitieran entre sí para comparar sus atributos físicos durante los campamentos.

Fue así que en 1997, el entonces obispo de Wollongong, Philip Wilson, llevó a Nelson ante las autoridades eclesiásticas y formalmente decretó el cese de sus funciones públicas como sacerdote.

Tras 11 años de investigaciones sobre el caso de Néstor, por varias instancias, incluyendo el Vaticano; Benedicto XVI lo destituyó en 2008 después de que las autoridades australianas y la diócesis de Wollongong recibieran nueva información sobre graves ofensas cometidas por Néstor contra las leyes de la Iglesia católica.

“Fue así como la ordenación de John Néstor como sacerdote y su trabajo en la diócesis de Wollongong terminó, casi 20 años después de que surgieran las acusaciones respecto a su conducta frente a los menores”, subrayó el abogado Stewart.

La comisión, que prevé entregar un informe preliminar al gobierno federal a finales de mes antes de concluir su trabajo en diciembre de 2014, ha recibido en audiencias privadas unas mil 700 denuncias de abusos sexuales, de las cuales más de mil implican a instituciones religiosas, entre ellas las católicas.

La creación de esta comisión fue anunciada en noviembre de 2012 después de que la policía del estado de Nueva Gales del Sur acusara a la Iglesia católica de encubrir casos de pedofilia presuntamente organizada, tratar de silenciar las investigaciones y de destruir pruebas cruciales para evitar procesos judiciales.

• • •

La vuelven a arrestar

Meriam Yahya Ibrahim, sudanesa que salió de prisión tras cancelarse la condenada a muerte por negarse al Islam y proclamar su fe en el cristianismo, fue arrestada de nuevo en Sudán, sin motivo.

Fuentes judiciales informaron que Ibrahim fue detenida en el aeropuerto internacional de Jartum, capital de Sudán, junto con su marido, Daniel Wani, su hijo Martín de casi dos años y su recién nacida, a quien dio a luz en prisión el mes pasado.

La familia, cuya sentencia a muerte por apostasía acaparó la atención mundial, fue detenida por 40 agentes de seguridad, cuando se disponían a dejar Sudán y viajar hacia EU, según la televisión Al Yazira.

Eman Abdul-Rahim, el abogado de la mujer, confirmó que las autoridades sudanesas volvieron a detener a Ibrahim, aunque dijo que ignoraba cuáles eran ahora los cargos en su contra.

Ibrahim fue sentenciada a muerte el 15 de mayo pasado por convertirse al cristianismo, pero fue puesta en libertad el lunes, luego de que el Tribunal de Apelaciones de Sudán anuló su sentencia.

Notimex/Madrid

• • •

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.