Países de la Unión Europea investigan ciberataque

La policía de la Unión Europea, la Europol, informó que ya trabajan con las naciones del bloque afectadas por "ransomware"; Francia y Reino Unido buscan rehabilitar sus sistemas.
El ciberataque afectó a casi un centenar de naciones.
El ciberataque afectó a casi un centenar de naciones. (EFE)

París

La policía de la Unión Europea, Europol, informó en un comunicado que trabaja con los países afectados por el ciberataque global con “ransomware” para controlar la amenaza y ayudar a las víctimas.

El Centro Europeo de Ciberdelitos de Europol, conocido como EC3, dijo que el ataque "está a un nivel sin precedentes y requerirá una investigación internacional compleja para identificar a los culpables".

El EC3 añadió que su Equipo de Trabajo Conjunto contra los Delitos Cibernéticos, compuesto por expertos en delitos de alta tecnología, fue integrado especialmente "jugará un papel importante en apoyar la investigación".

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué es "ransomware" y por qué enloquece al mundo?

En Alemania, el sistema nacional de ferrocarriles dijo que fue una de las organizaciones afectadas por el ciberataque global, pero que no afectó sus servicios de trenes.

Deutsche Bahn confirmó que el ataque afectó las pantallas en sus estaciones que informan a los usuarios de las salidas y llegadas de trenes.

Dijo que desplegó personal adicional a las estaciones para proporcionar la información verbalmente y recomendó a los pasajeros que revisen su sitio web o aplicación para obtener información sobre sus conexiones.

En Gran Bretaña, el gobierno intentaba restaurar los sistemas informáticos de los hospitales, después de que un ataque cibernético global afectó a decenas de países y obligó a las clínicas británicas a cancelar y retrasar la atención de pacientes, informó el Centro de Seguridad Cibernética Nacional de Gran Bretaña.

La fiscalía de París abrió una investigación tras la ola de ciberataques que golpearon a varios países, entre ellos Francia en donde el constructor automotor Renault suspendió la producción en varias plantas, indicó una fuente judicial.

Una investigación por delito flagrante fue abierta anoche, por "acceso y presencia en los sistemas de tratamiento automatizado de datos", "obstáculos al funcionamiento" de los sistemas y "extorsión y tentativas de extorsión".

La fiscalía de París, que tiene una competencia nacional para este tipo de ataques informáticos, decidió abrir esta investigación sin esperar la formalización de denuncias que serán interpuestas por procedimiento, añadió la fuente judicial.

También reconoció que la intrusión en sus sistemas informáticos tenía impacto en la actividad de algunas plantas. Fuentes sindicales señalaron en particular la situación en la de Sandouville, en Normandía.

El delegado del sindicato Fuerza Obrera (FO) en Sandouville, Fabien Gloaguen, explicó en declaraciones al canal "BFMTV" que el trabajo en esta factoría especializada en el ensamblaje de furgonetas (en particular la Renault Trafic) se detuvo desde la pasada madrugada.

Se cree que el ataque con fines de extorsión, que bloqueó computadoras y archivos de usuarios a fin de exigir rescate, es el más grande de su tipo registrado. La acción interrumpió servicios desde Estados Unidos a Rusia, España e India.

Al parecer, los autores aprovecharon una vulnerabilidad supuestamente identificada para su uso por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos que después fue filtrada en internet.

AFC