• Regístrate
Estás leyendo: Un máster “fake” que sacude la política española
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 03:04 Hoy

Un máster “fake” que sacude la política española

Aumentan las presiones para que Cristina Cifuentes renuncie a la presidencia de la Comunidad de Madrid, al no poder demostrar que hizo un posgrado universitario.

Publicidad
Publicidad

El nuevo escándalo político en España tiene que ver con la presunta falsificación del máster en Derecho Autonómico de la todavía presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, hasta hace unos días candidata a repetir en las elecciones del próximo año e incluso aspirante para sustituir a Mariano Rajoy como jefe de gobierno. Ahora, es ya un cadáver político.

Le llamaban el “verso suelto” del conservador Partido Popular (PP), una mujer echada para adelante, moderada, que incluso gustaba a los votantes de la oposición. Pero una investigación periodística de eldiario.es está a punto de acabar con su carrera política. Ciudadanos, el partido de centroderecha que con sus votos le ha permitido gobernar, le ha pedido la dimisión a Cifuentes “por engañar” y “por mentir”.

El error de Cifuentes fue enriquecer su currículo en el que aparecía dicho máster cursado supuestamente en la Universidad Rey Juan Carlos, una casa de estudios pública que en la actualidad recibe el mayor porcentaje de dinero por parte de la Comunidad.

Pese a que su nota final en el curso fue un sobresaliente, no hay trabajo final del máster. Tampoco hay tribunal que lo avale, ni hay asistencia a clases. No hay exámenes. No hay matrícula en los plazos legales.

Además, no hay apenas rastro oficial en el registro de la Universidad y cada papel que se conoce sobre este título universitario de la presidente de Madrid, demuestra una nueva ilegalidad.

Documentos publicados por el diario digital —posteriormente otros medios españoles han hecho sus propias investigaciones— señalan que Cifuentes se matriculó tres meses después de que empezaran las clases. A ninguno de sus compañeros de máster le consta haberla visto alguna vez en clases o en el campus.

El pasado 21 de marzo, cuando se conoció el caso y cuya filtración la hizo un profesor de la propia universidad, el rector de la institución y amigo de Cifuentes, Javier Ramos, envío in extremis a la presidente madrileña una acta con la que horas después justificó que todo era legal. Casi enseguida se conoció que era falsa y que las firmas que la avalaban estaban falsificadas.

No obstante, la presidenta madrileña aseguró que defendió el trabajo de fin de máster de forma presencial el 2 de julio de 2012. La mala suerte en la fecha elegida por la política coincide con que ese día se celebraba en Madrid la victoria de la selección española de futbol en la Eurocopa de ese año, por lo que en la ciudad se montó un extraordinario dispositivo de seguridad coordinado por la propia Cifuentes, que en ese momento era la delegada de gobierno.

Ciudadanos ha dado hasta la próxima semana a Cristina Cifuentes para dimitir. Si no lo hace, apoyará la moción de censura anunciada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Su caída es cuestión de tiempo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.