El ultraconservador Rick Santorum vuelve a la carrera presidencial

"Debemos retomar Estados Unidos", dijo este ex senador de 57 años, que en 2012 ya dio batalla a Mitt Romney, a sus partidarios en Cabot, Pensilvania, y prometió convertirse en el candidato de la ...
Santorum, en el momento de anunciar su candidatura a la nominación republicana a la presidencia de los Estados Unidos en Cabot, Pensilvania
Santorum, en el momento de anunciar su candidatura a la nominación republicana a la presidencia de los Estados Unidos en Cabot, Pensilvania (AFP)

Washington

El ultraconservador Rick Santorum, que ya se había opuesto a Mitt Romney en las primarias republicanas en 2012, anunció este miércoles que intentará nuevamente llegar a la presidencia de Estados Unidos.

"Debemos retomar Estados Unidos", dijo este ex senador de 57 años a sus partidarios, reunidos cerca de su casa natal en Cabot, Pensilvania (este), al prometer convertirse en el candidato de la clase obrera.

"Las familias trabajadoras no necesitan otro presidente vinculado al supergobierno o al gran capital. Hoy es el día del comienzo de nuestro contraataque", proclamó. Sin embargo, este segundo intento de Santorum será más complicado que el primero.

El legislador debe enfrentar a 15 competidores que ya han manifestado su intención de presentarse a las primarias, y puede parecer un outsider aun más que hace tres años en la carrera para enfrentar en 2016 a la muy probablemente ganadora en el Partido Demócrata, la exsecretaria de Estado demócrata Hillary Clinton.

Tampoco ha estado en los primeros planos en los últimos tiempos y el público que lo sigue es más reducido que antes. De muy fuertes convicciones católicas, su oposición al casamiento entre parejas del mismo sexo sigue siendo tan radical como antes (en abril anunció que no asistiría al casamiento de uno de sus allegados), a pesar de que en cuatro años la aprobación de esta medida ha crecido entre el electorado estadunidense.

Santorum ha sido un fuerte crítico de la política del presidente Barack Obama en Oriente Medio, en particular hacia el grupo Estado Islámico (EI), cuya extinción pidió: "Si estos individuos insisten en volver a una versión del Islam del siglo VII, carguemos nuestros bombarderos y hagamos que vuelvan al siglo VII", dijo en su discurso del 9 de mayo.

Cuatro años atrás, Santorum había plantado bandera ante Mitt Romney al ganar de manera sorpresiva la nominación por Iowa (centro), el primer estado en que se votó en las primarias. Esta vez deberá lidiar con caras nuevas y fuertes republicanas, como los senadores Ted Cruz, Rand Paul y Marco Rubio.

También tendrá que enfrentar al gobernador de Wisconsin (norte) Scott Walker, popular en el ala conservadora del partido Republicano, y a Mike Huckabee, candidato en 2008, y por supuesto a Jeb Bush, hijo y hermano de ex presidentes de Estados Unidos.

Un sondeo de RealClearPolitics le asigna actualmente 2.3% de apoyo, ubicándolo en el décimo lugar entre los postulantes opositores, al límite de poder participar en el debate republicano del 6 de agosto, en el cual sólo podrán estar quienes ocupen los diez primeros puestos en las encuestas.