Los últimos naufragios que estremecieron al mundo

La muerte de más de cien migrantes africanos en aguas italianas ocurre después de que 13 hombres se ahogaron al intentar llegar al sur de Sicilia.
Hasta el momento hay 130 muertos y se espera que la cifra aumente.
Hasta el momento hay 130 muertos y se espera que la cifra aumente. (AFP/ Guardia Costera)

México

Un barco, con 500 africanos que buscaban una nueva vida en Europa, se incendió y hundió frente a las costas de la isla de Lampedusa, en el sur de Italia. Hasta el momento hay 130 muertos pero se espera que la cifra aumente.

El desastre se produjo cuando el motor de la embarcación dejó de funcionar y la nave comenzó a hundirse, dijo el ministro del Interior italiano, Angelino Alfano. Las personas a bordo quemaron una sábana para llamar la atención de posibles rescatistas, y comenzó el incendio.

La isla Lampedusa está más cerca de África que del territorio italiano —a sólo 113 kilómetros de las costas de Túnez— y es un destino frecuente de los botes de contrabandistas.

Éste es el segundo naufragio esta semana en aguas italianas: el lunes 30 de septiembre, 13 hombres se ahogaron al intentar llegar al sur de Sicilia cuando su barco, que transportaba a 200 migrantes, encalló a sólo unos metros de la costa, cerca de la playa ‘Pisciotto’, en la localidad de Scicli, al sureste de Sicilia. Las víctimas fueron obligadas a saltar al mar por los traficantes de personas.

El sábado 10 de agosto, también en Sicilia, otra tragedia similar ocurrió cerca de la playa Catania; seis egipcios se ahogaron cuando la embarcación pesquera encalló y los 120 migrantes sirios y egipcios saltaron al agua.

[b]ACCIDENTES EN CRUCEROS[/b]

Aunque la búsqueda sigue, el reporte oficial de muertos es de 40 en un naufragio de un ferry de pasajeros en la región central de Filipinas, el pasado 17 de agosto. El transbordador [i]MV Saint Thomas Aquinas[/i] tardó pocos minutos en hundirse tras sufrir una colisión con el carguero [i]MV Sulpicio Express[/i] cerca de un kilómetro de distancia de la localidad de Talisay, en la provincia de Cebú.

Buzos continúan con el hallazgo de cuerpos en una zona del Mediterráneo donde el crucero [i]Costa Concordia[/i] se hundió, con 4 mil 200 pasajeros a bordo, después de que se abriera su casco, el 13 de enero de 2012 frente a la isla toscana de Giglio, Italia. Hasta el momento hay 32 muertos y más de 20 desaparecidos.

La espectacularidad del accidente reside en el tamaño (114 mil 500 toneladas) y lujo del barco.