• Regístrate
Estás leyendo: UE y Austria afirman que "las vallas" no tienen su lugar en Europa
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 15:29 Hoy

UE y Austria afirman que "las vallas" no tienen su lugar en Europa

La ministra del Interior austríaca había anunciado hoy la construcción de una valla en su frontera con Eslovenia, a pesar de que ambos países pertenecen al espacio Schengen de libre circulación.

Publicidad
Publicidad

AFP

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el jefe del gobierno austríaco, Werner Faymann, convinieron hoy en una conversación telefónica que "las vallas no tienen su lugar en Europa", indicó una portavoz de la Comisión.

"El presidente y el canciller repitieron su posición común: las vallas no tienen su lugar en Europa", según la portavoz. Austria, adonde llegan decenas de miles de migrantes, anunció hoy que construiría una valla en su frontera con Eslovenia.

Hoy, la ministra de Interior austríaca, Johanna Mikl-Leitner, miembro del partido conservador OVP que forma la coalición de gobierno junto a los socialdemócratas (SPO) de Faymann, anunció que Austria construiría una valla en su frontera con Eslovenia, dos países miembros del espacio Schengen de libre circulación.

Austria y Eslovenia se convirtieron en países de tránsito para decenas de miles de refugiados y migrantes que intentan llegar al norte de Europa. Los dos países se quejan de que la UE los abandonó y deben por lo tanto actuar de manera firme para evitar que la situación se descontrole.

Hungría, también sumergida por la importante llegada de solicitantes de asilo, decidió construir una valla en su frontera con Serbia, país que no es miembro de la UE, que obligó a los migrantes a desviar su ruta a través de Croacia y Eslovenia para llegar al norte de la UE.

Eslovenia advierte a Croacia

A su vez, Eslovenia advirtió ayer a Croacia de que adoptará medidas extraordinarias en su frontera común si no cesa esta semana de enviar refugiados de forma descontrolada, tal y como fue acordado el domingo pasado en Bruselas.

"Las medidas de Eslovenia dependerán del respeto del acuerdo de Bruselas. Eslovenia debe encontrar el modo de garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos y la seguridad de los migrantes", explicó el ministro de Exteriores esloveno, Karl Erjavec, citado por la agencia eslovena STA.

En declaraciones a la prensa en Liubliana, el ministro estimó que ya el miércoles y el jueves de esta semana se verá si Zagreb respeta el acuerdo, y entre las medidas que prepara Liubliana no descartó la instalación de una valla y del estado de excepción.

Precisó que, de levantarse, dicha valla a lo largo de los 670 kilómetros de la delimitación entre ambos países deberá ser vigilada por la policía y también, probablemente, por el ejército. Su país ha tomado ya medidas para reforzar el control fronterizo, como la de emplear a soldados en esa tareas, o la activación de policías jubilados como reserva.

Además, espera recibir esta misma semana 400 policías Hungría, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Italia, Holanda y Alemania, indicó Erjavec. En el territorio de esta pequeña nación de dos millones de habitantes hay actualmente unos 14,500 refugiados recluidos en los centros, después de llegar este lunes más de 8,500 personas que viajan hacia el norte de Europa en busca de asilo.

Otras tres mil personas entraron al territorio esloveno en las primeras seis horas de hoy, según datos oficiales. El secretario de estado del ministerio del Interior esloveno, Bostjan Stefic, anunció ayer por la televisión eslovena "Tvslo" que se reducirá el número de puntos de entrada en el país desde Croacia.

Croacia ha advertido de que no podrá evitar enviar a Eslovenia a miles de refugiados que le llegan mientras los países que la preceden en la ruta de los Balcanes no cumplan el compromiso de evitar afluencias descontroladas.

La "ruta de los Balcanes", utilizada sobre todo por sirios, iraquíes y afganos que huyen de los violentos conflictos en sus países, pasa actualmente por Grecia, Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia antes de llegar a Austria, Alemania y otros países prósperos de Europa. También Albania, Bulgaria, Holanda, Hungría, Luxemburgo y Rumanía se ven afectados por esa fuerte afluencia de refugiados.

El compromiso a controlarla y manejarla de forma ordenada fue uno de los acuerdos alcanzados el domingo por todas esa naciones, en una minicumbre celebrada en Bruselas a la que había convocado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.