• Regístrate
Estás leyendo: UE da tres meses a Grecia para reforzar control de sus fronteras
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 18:00 Hoy

UE da tres meses a Grecia para reforzar control de sus fronteras

La Unión Europea advirtió a Atenas de las "serias deficiencias" en los controles de su frontera marítima con Turquía, por la que acceden al continente decenas de miles de migrantes.

Publicidad
Publicidad

La Unión Europea (UE) dio hoy tres meses a Grecia para resolver las "serias deficiencias" de los controles de su frontera marítima con Turquía, por donde llegan decenas de miles de migrantes. Esa situación, según el bloque, pone en peligro el espacio sin fronteras Schengen.

El Consejo de la UE, que representa a los 28 países miembros, adoptó hoy las recomendaciones de la Comisión. Atenas votó en contra y Nicosia se abstuvo, según fuentes europeas.

Si Grecia no las aplica al cabo de tres meses, la Comisión podría ordenar la reinstauración de controles fronterizos en el interior de la zona Schengen, integrada por 22 países de la UE así como por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

La decisión de hoy allana el camino a la aplicación del artículo 26 del código Schengen, por el que la Comisión tiene el poder de reintroducir controles fronterizos por un periodo de seis meses renovable, sin que exceda los dos años.

"Presión extrema"

La Comisión reconoce en un informe la presión migratoria sin precedentes a la que está sometida Grecia. En 2015 casi 900 mil migrantes, en su gran mayoría procedentes de Siria, Irak y otras regiones en guerra, llegaron a ese país cruzando el mar Egeo desde Turquía en riesgosas travesías, que en varios casos acabaron en naufragios con pérdidas de numerosas vidas.

"El aflujo masivo es tal que hubiera colocado el control de la frontera exterior de cualquier Estado miembro bajo una presión extrema", admiten los 28 en un documento. Sin embargo, consideran como una prioridad la resolución de algunas fallas para no poner en peligro el principio de libre circulación en el interior del espacio Schengen, uno de los pilares de la construcción europea.

Los socios de Grecia creen que Atenas debe tomar medidas decididas a la hora de recibir e identificar a los migrantes, vigilar sus costas y también a la hora de entrenar y reforzar su cuerpo de guardias fronterizos. La llegada masiva de migrantes llevó a que cinco países de la zona Schengen reintrodujeran los controles fronterizos, entre ellos Alemania, Austria y Suecia.

Francia los reintrodujo el 13 de noviembre, de cara a la cumbre del clima COP21, una medida reforzada por los atentados yihadistas de París que se produjeron pocas horas después, con saldo de 130 muertos. Países como Alemania han prolongado sus controles fronterizos hasta mayo, el límite máximo según las provisiones de Schengen.

"El funcionamiento global del espacio Schengen está en grave peligro, hay que actuar de manera urgente", subrayó la Comisión. El Ejecutivo comunitario identificó cincuenta puntos a mejorar, tras una visita sorpresa realizada en noviembre de 2015 a varios puestos de control griegos, tanto en las islas como en el continente.

Grecia rechazó las acusaciones de sus vecinos. Las medidas que ha tomado, aseguró el gobierno heleno, representan "un coste financiero y social nacional sustancial", explicó en un documento publicado en el sitio internet del Consejo Europeo. Atenas, sin embargo, se mostró dispuesta a cooperar con la UE y sus instituciones para salir de la crisis.

La jefa de gobierno alemán Angela Merkel declaró hoy en Berlín que hay "un grupo de países" que podrían aceptar voluntariamente refugiados si Turquía pone de su parte para evitar el éxodo. Ese grupo se reunirá al margen de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno prevista los días 18 y 19 en Bruselas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.