• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 07:06 Hoy

Ucrania delimita los territorios de Donetsk y Lugansk que recibirán autonomía

La delimitación de los futuros territorios autónomos tiene su base en los acuerdos de paz de Minsk, mientras la OSCE decidió doblar su misión de observadores hasta mil.

Publicidad
Publicidad

EFE

Ucrania delimitó hoy los territorios controlados por los separatistas prorrusos en las regiones de Donetsk y Lugansk que recibirán autonomía en virtud de los acuerdos de paz de Minsk.

Según anunció el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, las fronteras de esos territorios están delimitadas por la línea de separación establecida en el Memorándum de Paz de Minsk de septiembre de 2014.

"El régimen especial de autogobierno local no se aplicará en aquellos territorios que fueron conquistados por los rebeldes después de la firma de los acuerdos de Minsk del 19 de septiembre de 2014", explicó a la prensa Mijaíl Koval, subsecretario del consejo.

Koval subrayó que la Rada Suprema (Legislativo) adoptará la correspondiente disposición legal con el fin de cumplir con los compromisos adquiridos por Kiev al suscribir los Acuerdos de Paz de Minsk del pasado 12 de febrero.

En el apartado 4 de ese documento se establece que Kiev tiene 30 días como máximo -hasta el 14 de marzo- desde la firma del acuerdo para determinar los territorios a los que afectará el autogobierno, según la línea de confrontación marcada el 19 de septiembre de 2014.

Las milicias prorrusas conquistaron cientos de kilómetros cuadrados en la región de Donetsk durante la ofensiva que lanzaron entre mediados de enero y mediados de febrero, supuestamente en respuesta a los ataques de las fuerzas gubernamentales.

En concreto, recuperaron el control sobre el aeropuerto de Donetsk, por donde pasaba la línea de separación en septiembre de 2014, y varias localidades estratégicas como Debáltsevo, uno de los principales nudos ferroviarios del país.

Por ello, es improbable que los líderes separatistas prorrusos renuncien a esos territorios reconquistados como parte de su futura autonomía. Rusia había acusado esta semana a Ucrania de falta de voluntad política a la hora de iniciar un proceso de diálogo con los separatistas con el fin de reformar la Constitución y aumentar las competencias de las regiones orientales del país.

El líder ucraniano, Petró Poroshenko, propuso en septiembre de 2014 una ley de autogobierno para las zonas rebeldes, que fue considerada "un paso en la buena dirección" por el presidente ruso, Vladímir Putin, pero ésta nunca llegó a entrar en vigor.

Kiev decidió suspender su aplicación después de que los rebeldes convocaran unilateralmente para el 2 de noviembre de 2014 elecciones en sus territorios, cuyos resultados fueron respetados -que no reconocidos- por Moscú y condenados unánimemente por Occidente.

En principio, los acuerdos de paz de febrero pasado convierten en papel mojado los comicios separatistas, ya que obligan a celebrar elecciones locales en Donetsk y Lugansk según la legislación ucraniana.

En cuanto al estatus de las zonas rebeldes, el documento alude a la descentralización y únicamente compromete al Gobierno ucraniano a tener en cuenta las particularidades de Donetsk y Lugansk, de mayoría rusoparlante.

Poroshenko mantiene que la integridad territorial de Ucrania es innegociable, en lo que cuenta con el respaldo de la comunidad internacional, mientras los separatistas siguen sin renunciar a sus aspiraciones de independencia.

Bomba en Donetsk: 4 muertos

Al menos cuatro personas, dos de ellas niños, murieron hoy en la explosión de una bomba al paso de un coche en la región ucraniana de Donetsk, informaron hoy los separatistas prorrusos.

La explosión del artefacto, detonado por control remoto, tuvo lugar en la localidad de Krasni Partizán, situada entre la ciudad de Donetsk y Górlovka, los dos principales bastiones rebeldes de la región.

Además, otra persona resultó herida de gravedad en una explosión ocurrida en una zona controlada por las fuerzas gubernamentales a menos de 20 kilómetros de Donetsk.

El Ministerio de Defensa de la autoproclamada república popular de Donetsk considera que la explosión fue una provocación de las fuerzas leales a Kiev. Los separatistas han acusado en varias ocasiones a los servicios especiales ucranianos de orquestar explosiones contra la población civil y el transporte público de Donetsk para acusar a las milicias insurgentes de violar el alto el fuego.

Kiev y los separatistas, que firmaron hace un mes los acuerdos de paz de Minsk, se acusan mutuamente de romper el alto el fuego desde que entrara en vigor el 15 de febrero.

OSCE doblará misión

De otra parte, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) doblará su misión de observadores en el este de Ucrania hasta aproximadamente mil personas, informó una portavoz para el organismo a la AFP.

"La decisión fue adoptada hoy (por los estados miembros de la OSCE). La misión puede alcanzar ahora una dimensión de hasta mil personas, dependiendo de las circunstancias. El mandato fue extendido al 31 de marzo de 2016", informó Mersiha Podzic.

La semana pasada los cancilleres de Alemania y Rusia pidieron que la misión de la OSCE fuera incrementada de los actuales 452 observadores a mil, y su mandato extendido. Horas antes del anuncio, la organización había tildado en Kiev el alto el fuego entre Ucrania y los separatistas prorrusos de precario aunque se respete diariamente y de forma global.

"El alto el fuego se mantiene en la primera línea del frente" a pesar de los inusuales tiroteos, declaró Alexander Hug, jefe adjunto de la misión de vigilancia de la OSCE. Hug designó dos puntos calientes: el pueblo de Shirokine, a una decena de kilómetros de Mariupol, última gran ciudad en la zona del conflicto bajo el control de Kiev, y los alrededores de las ruinas del aeropuerto de Donetsk, en manos de los rebeldes desde enero.

"El punto positivo es que la mayoría de estos combates se realizan con armas ligeras o de pequeño calibre y hay indicios de que las armas pesadas fueron retiradas y no se utilizan a menudo", dijo Hug en Kiev.

Por otro lado, Hug lamentó que se impida a los observadores controlar la retirada en los dos bandos. La OSCE todavía no ha obtenido los inventarios de las armas retiradas y no ha podido visitar los lugares donde se almacenan las armas, subrayó. "La relativa estabilidad es por el momento precaria", concluyó, subrayando que las armas podrían reponerse rápidamente en sus posiciones anteriores.

Los acuerdos de Minsk, firmados el 12 de febrero con la mediación del presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel, en presencia del presidente ruso Vladimir Putin, preveían la retirada de las armas con un calibre superior a 100 mm para crear una zona tampón de entre 50 y 140 kilómetros.

El conflicto en el este separatista de Ucrania ha dejado más de seis mil muertos en once meses, principalmente civiles.

Negociación de deuda

Asimismo, asolada por el conflicto con el este separatista del país y una grave crisis económica, Ucrania empieza a negociar el viernes con sus acreedores la reestructuración de su deuda pública, anunció este jueves la ministra de Finanzas Natalie Jaresko.

"Empezamos a partir de mañana [viernes] las consultas con nuestros acreedores para reestructurar" la deuda para reducir la presión en el presupuesto, declaró Jaresko citada por su portavoz.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la deuda pública ucraniana se situará este año en el 94% del PIB y su deuda exterior en el 158% debido a la fuerte devaluación de la moneda local y de los créditos contraídos por el gobierno cuyas arcas están vacías.

El FMI anunció el miércoles su acuerdo preliminar con el gobierno ucraniano para un nuevo préstamos de 17,500 millones de dólares (15,500 millones de euros) en cuatro años, pero con la condición de que lleve a cabo reformas.

Este préstamo forma parte de un plan de ayuda global para Ucrania estimado en 40 mil millones de dólares en cuatro años cuyo contenido todavía es impreciso. Esta cantidad incluye sobre todo contribuciones de la UE, de Estados Unidos y del Banco Mundial y pérdidas que deben aceptar los acreedores del país.

El gobierno ucraniano prevé iniciar las negociaciones con el fin de reestructurar su deuda tras el aval del FMI para su nuevo préstamo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.