Desdeña Trump versión de la CIA contra Moscú

El presidente electo de EU califica de “ridícula” la conclusión de la agencia de inteligencia de que Rusia intervino contra Hillary Clinton en los comicios.
En entrevista con la cadena Fox, Donald Trump supeditó a nuevos acuerdos comerciales el trato con Pekín.
En entrevista con la cadena Fox, Donald Trump supeditó a nuevos acuerdos comerciales el trato con Pekín. (Paul Sancya/AP)

Washington

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, descartó que Rusia haya interferido en las elecciones para ayudarlo a llegar a la Casa Blanca, conclusión a la que han llegado la CIA y otras agencias de inteligencia. "Pienso que es ridículo. No lo creo", dijo el magnate en entrevista con la cadena Fox.

Trump también abordó la relación con Pekín, poniendo en duda que mantenga la política de "una sola China", o la elección de su secretario de Estado, pero sin despejar si el elegido es el titular de la petrolera ExxonMobil, Rex Tillerson.

Sobre la intervención de Rusia en las presidenciales de EU, Trump dijo que fueron "los demócratas quienes han hecho público esto porque sufrieron una de las derrotas más grandes de la historia política de este país".

El Departamento de Seguridad Nacional y la Dirección Nacional de Inteligencia —que gestiona 17 agencias de inteligencia del país—concluyeron en octubre que Rusia había pirateado cuentas personales de miembros y organizaciones políticas para "interferir en el proceso electoral estadunidense".

El Washington Post ofreció más información el viernes asegurando que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) había determinado que Moscú intervino para ayudar a Trump a ganar. Añadió que individuos conectados con Moscú dieron al portal WikiLeaks correos electrónicos robados del Comité Nacional Demócrata y del jefe de campaña de Hillary Clinton, entre otros.

Las conclusiones de la CIA fueron publicadas por la prensa de EU poco después de que el mandatario saliente Barack Obama ordenara revisar exhaustivamente todos los ciberataques durante la campaña.

Senadores influyentes de ambos partidos, como John McCain y Lindsey Graham del lado republicano y Charles Schumer y Jack Reed del demócrata, pidieron ayer en un comunicado abrir una investigación bipartidista ya que "lo que está en juego para nuestro país es demasiado grande".

La sombra de Rusia planea con fuerza porque Trump no ha escondido la admiración que siente por el presidente Vladímir Putin. Además, cada vez suenan con más fuerza los rumores de que el magnate ha elegido como su secretario de Estado al jefe de la petrolera Exxon, Rex Tillerson, un hombre cercano al líder ruso.

Trump también amagó con cancelar la política de EU de "una sola China" si Pekín no hace concesiones comerciales. "No quiero que China me dé órdenes", dijo y defendió su reciente conversación telefónica con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen.

"No sé por qué debemos estar atados a la política de una sola China, a menos de que tengamos un acuerdo con China sobre otros temas, incluido el comercio", dijo. Desde 1972, EU reconoce la posición de China a ambos lados del Estrecho de Taiwán o Formosa: Taiwán pertenece a China.

En tanto, el premier israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que quiere discutir sobre Irán y el acuerdo sobre su programa nuclear con el futuro jefe de la Casa Blanca, aun cuando con ello pongo en riesgo la paz mundial.

Si se desmantela el acuerdo nuclear, "las opciones que tenemos son mucho más numerosas de lo que se cree", dijo ayer el derechista Netanyahu, quien se opone firmemente al acuerdo firmado en Viena en julio de 2015 entre Teherán y el Consejo de Seguridad de la ONU, con EU a la cabeza, más Alemania.


Aún no confirman al petrolero Tillerson en reemplazo de Kerry

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, alabó en Twitter al jefe de la petrolera ExxonMobil, Rex Tillerson, pero no confirmó si será el elegido para ser secretario de Estado en su administración. "Le elija o no para secretario de Estado, Rex Tillerson, el presidente y consejero delegado de ExxonMobil, es una figura mundial de primer orden y un negociador. Manténganse en sintonía", escribió ayer Trump en un tuit.

El jefe de ExxonMobil parte como favorito para convertirse en el próximo jefe de la diplomacia de EU. Según la cadena NBC es el elegido, pero su nominación aún no ha sido confirmada por el equipo de transición de Trump ni por el presidente electo. Tillerson, de 64 años, está ligado a ExxonMobil desde 1975, cuando ingresó como ingeniero de producción cuando se llamaba Exxon. En 2004, se convirtió en presidente y director de ExxonMobil. Y en 2006 fue elegido consejero delegado de la firma. De confirmarse su nombre, Trump habría elegido a alguien ligado a Rusia, tras negociar un acuerdo energético multimillonario. El presidente Vladímir Putin le entregó en 2013 la Orden de la Amistad, una de las máximas distinciones que se conceden en Rusia a ciudadanos extranjeros.