Apostó por Clinton y le tocó vender souvenirs de Trump

Este ferviente simpatizante demócrata apostó todo a la victoria de Hillary Clinton e hizo un pedido de 100 mil dólares en productos; ahora con la investidura de Trump espera multiplicar sus ingresos.
Souvenirs durante la convención del precandidato Donald Trump.
Souvenirs durante la convención del precandidato Donald Trump. (AP)

Washington

El 8 de noviembre pasado, Jim Warlick, un vendedor de recuerdos de la Casa Blanca, se vio sorprendido tras apostar por la victoria de Hillary Clinton; pero con la investidura de Donald Trump esta semana, podría cuadruplicar sus ventas.

En su tienda, a dos pasos de la sede del ejecutivo estadunidense, hay camisetas, figuritas, lápices, gorras y tazas con el retrato del que será el 45º presidente de Estados Unidos.

Pero al fondo del establecimiento hay un rincón de resistencia en el que se hallan los eslóganes anti-Trump: "Love Trumps hate" (El amor vence al odio), "Don't blame it on me I voted for Hillary" (No me culpes a mi, yo voté por Hillary).

TE RECOMENDAMOS: Gala y protestas esperan la investidura presidencial

Es una novedad para Jim Warlick, que normalmente solo vende productos del presidente electo.

"Hay pro-Trump y anti-Trump, eso nunca había pasado. ¡Pero es el negocio! Si la gente quiere algo anti-Trump, se lo vamos a dar", dice.

Este ferviente simpatizante del demócrata Bernie Sanders -quien perdió la primaria partidista ante Hillary Clinton-, apostó todo a la victoria de la ex secretaria de Estado en la elección presidencial, e hizo un pedido de 100 mil dólares en productos con el rostro de la contrincante de Trump.

"Empezamos a planificar la investidura en mayo pasado con nuestros proveedores para tener productos concebidos especialmente para Hillary y para el presidente electo. Pensaba que Hillary ganaría", recuerda.

Warlick ha vivido todas las investiduras presidenciales desde la de Ronald Reagan, en 1981. No teme la de este viernes, en la que se esperan hasta 900.000 personas en la capital, sin contar a los cientos de miles de manifestantes previstos el sábado.

Warlick cree que entre viernes y domingo sus ingresos se multiplicarán por cuatro y venderá más de 50 mil productos. Su tienda abrirá desde las 6 de la mañana hasta medianoche tres días seguidos, con 15 empleados relevándose.

Durante todo el mandato de Donald Trump, este demócrata vivirá rodeado de objetos con el rostro del magnate republicano. ¿Cómo lo aguantará? "Contando los dólares", responde entre risas.


jamj