• Regístrate
Estás leyendo: Trudeau toma protesta como primer ministro de Canadá
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 18:37 Hoy

Trudeau toma protesta como primer ministro de Canadá

Acompañado de familiares y ex mandatarios, el político liberal, quien obtuvo la mayoría de votos en las elecciones del pasado 20 de octubre, tomó el cargo de primer ministro en Rideau Hall.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Agencias

Justin Trudeau tomó protesta como primer ministro de Canadá, siguiendo los pasos de su famoso padre y restaurando la identidad liberal del país luego de casi diez años de gobierno conservador bajo Stephen Harper.

El evento se realizó en Rideau Hall, la residencia oficial del Gobernador General de Canadá. Trudeau estuvo acompañado de su esposa, Sophie, y sus tres hijos, y ante decenas de invitados entre los que se encontraban ex primeros ministros canadienses como Jean Chrétien y John Turner.

Centenares de canadienses se agolpaban en Ottawa para entrar a la residencia oficial del Gobernador General, a fin de ovacionar a Trudeau y a su gobierno liberal, oficialmente proclamado para dirigir el país. Luego de 31 años de finalizado el mandato de su padre, Pierre Elliott, Trudeau asumió al término de una ceremonia cargada de fuertes símbolos, en ruptura con el poder conservador saliente.

Contrariamente a su predecesor Stephen Harper, que huía de la gente y los medios, el nuevo primer ministro inauguró su mandato con un gran acto de masas en el parque de Rideau Hall, morada de los representantes de la corona británica.

"Just in Time, Justin" (Justo a tiempo, Justin) rezaba la pancarta sostenida por Robert Boisvert, jubilado, en medio de una multitud entusiasta. "Después de 10 años de gobierno conservador, es histórico este cambio de gobierno, un gobierno un poco menos secreto", declaró Boisvert a la AFP.

Al son de las gaitas

Al son de las gaitas, acompañado por su esposa Sophie y sus 30 ministros, Trudeau atravesó a pie el espacio arbolado bañado por el sol del verano boreal, siendo luego acompañado por el Gobernador General, David Johnston, representante de la reina Isabel II, con el título de jefe de Estado.

El político juró, en inglés y francés, primero lealtad a Isabel II de Inglaterra, como reina de Canadá, y como miembro de su consejo privado. Posteriormente, juró el cargo como primer ministro de Canadá ante el Gobernador General de Canadá, David Johnson, que ejerce como jefe de Estado canadiense en representación de la reina de Inglaterra.

Su elección marca un cambio generacional que quedará reflejado también en el gabinete. Sus ministros tendrán, en su mayoría, edades entre 35 y 50 años. Tras jurar el cargo como primer ministro, los invitados presentes, entre quienes también se hallaba la madre del nuevo mandatario, Margaret Sinclair, irrumpieron en aplausos, un gesto que fue repetido por las centenares de personas que habían acudido a los jardines de Rideau Hall para presenciar la ceremonia.

Poco antes del inicio del acto de toma de posesión de Trudeau, el líder del Partido Conservador de Canadá, Stephen Harper, comunicó oficialmente a Johnson su renuncia como primer ministro de Canadá. Justin Trudeau, de 43 años y quien trabajó como maestro de escuela y ha sido parlamentario desde el 2008, es el segundo primer ministro más joven en la historia del país.

Es hijo del difunto Pierre Trudeau, quien ascendió a primer ministro en 1968 con gran apoyo popular. Estuvo en el cargo hasta 1984, salvo una breve excepción, y es uno de los pocos primeros ministros de Canadá conocido en el exterior, pues tenía gran carisma que le valió comparaciones con John F. Kennedy.

El nuevo primer ministro podrá restaurar el legado liberal de su padre, que ha sido criticado en los últimos diez años cuando ha dominado el gobierno conservador de Stephen Harper. La victoria de Trudeau deberá mejorar las relaciones bilaterales con Estados Unidos.

Harper estaba furioso por la renuencia del presidente estadunidense Barack Obama a aprobar el oleoducto Keystone XL desde Alberta a Texas y eso dañó los lazos. Aunque Trudeau respalda el proyecto, dice que las relaciones comunes no deben depender del mismo.

Harper, uno de los gobernantes occidentales de más tiempo en el cargo, peleó duramente para revertir la imagen liberal de Canadá, reduciendo los impuestos a las corporaciones y a las ventas y sacando al país de un acuerdo global sobre cambios climáticos.

Más a la izquierda

Colocando al Partido Liberal más a la izquierda que lo habitual, Trudeau triunfó en las legislativas del 19 de octubre por amplia mayoría, seduciendo a los electores con la promesa de reducir los impuestos a la clase media, legalizar el cannabis, e incrementar las inversiones en infraestructuras.

En el parlamento contará con una mayoría de 184 sobre un total de 338 escaños. Prometió además poner fin a la participación canadiense en los bombardeos de la Alianza liderada por Estados Unidos en Irak y Siria contra el grupo Estado Islámico.

Buen boxeador amateur, Trudeau realizó una campaña casi sin errores y tuvo un buen desempeño en los debates, sobresaliendo en el dedicado a la política exterior, supuestamente su punto débil. En la campaña priorizó la defensa de la clase media y su voluntad de mejorar la imagen de Canadá en el exterior, presentándose como un negociador, en un país políticamente muy polarizado.

En abril de 2013 asumió la dirección de un Partido Liberal que había sido diezmado dos años antes por los conservadores, y lo convirtió en una máquina electoral.

Menos de cuatro meses después, provocó una controversia al admitir que había fumado mariguana "cinco o seis veces" en su vida, precisando que no había generado dependencia. Prometió entonces legalizar el cannabis.

Una mujer autóctona, ministra de Justicia

Luego de prestar juramento como primer ministro, con 43 años, Trudeau anunció un gabinete paritario, reflejo de la diversidad canadiense, y afirmó que planea gobernar "con optimismo hacia el futuro".

"Tenemos una enorme cantidad de trabajo para hacer en las próximas semanas, meses y años, pero sé que los canadienses esperan que (...) hagamos realidad el cambio, el ambicioso plan para este país propuesto por el Partido liberal y eso es exactamente lo que vamos a hacer", prometió Trudeau.

Los 30 ministros, 15 hombres y 15 mujeres, prestaron seguidamente juramento ante el Gobernador General. Tras prometer un gabinete acotado, Trudeau se reservó para sí las carteras de Juventud y Asuntos intergubernamentales (encargado de las relaciones del gobierno federal con las provincias).

En un gesto simbólico, nombró por primera vez a una mujer autóctona como ministra de Justicia, la ex fiscal Jody Wilson-Raybould. Esta designación tiene un profundo significado, ya que el gobierno saliente siempre se negó a nombrar una comisión investigadora sobre la desaparición o muerte inexplicada de unas 1,200 mujeres autóctonas desde 1980.

Esta investigación, promesa de campaña de Trudeau, debería ser una de las primeras medidas de Wilson-Raybould. La nueva ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático, Catherine McKenna, abogada internacional, estará en París a inicios de diciembre para participar en la conferencia de la ONU sobre el clima, luego de una década de alejamiento de Canadá de la lucha contra el calentamiento global.

Trudeau nombró por otra parte para dirigir la diplomacia a Stephane Dion, quien fuera ministro liberal de Medio Ambiente, antes de la llegada de los conservadores, que decidieron sacar al país del Protocolo de Kioto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.