• Regístrate
Estás leyendo: Tribunal argentino concede prisión domiciliaria a represor
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 18:39 Hoy

Tribunal argentino concede prisión domiciliaria a represor

El beneficio fue otorgado a Miguel Etchecolatz, conocido por haber participado en robos de bebés a militantes secuestrados durante la dictadura que gobernó el país entre 1976 y 1983.

Publicidad
Publicidad

Un tribunal argentino concedió prisión domiciliaria al ex policía Miguel Etchecolatz, de 88 años, con varias condenas en su contra a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura en el país (1976-1983).

El beneficio fue otorgado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 6, que dispuso que el ex policía sea trasladado a un domicilio particular en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

TE RECOMENDAMOS: Ex presidenta argentina hace campaña a favor de brasileño Lula

La defensa de Etchecolatz había solicitado el beneficio de la prisión domiciliaria al alegar que padece "entre otras patologías crónicas, hipertensión arterial y adenoma de próstata que requiere de caterización permanente" así como "deterioro cognitivo" irreversible.

En el fallo, al que tuvo acceso Efe, el tribunal advierte al imputado que el "quebrantamiento injustificado de la obligación de permanecer en el domicilio fijado para su residencia importará la inmediata revocación de la detención domiciliaria concedida".

El excomisario, que estuvo a cargo de la Dirección General de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires entre 1976 y 1978, ha sido condenado en seis juicios, cuatro veces a prisión perpetua, y tiene varios procesos abiertos.

En 2014, durante un juicio oral, Etchecolatz admitió haber asesinado a perseguidos políticos durante el régimen de facto, aunque dijo no recordar "a cuántos".

"Por mi cargo y jerarquía me tocó matar, pero no sé a cuánta gente", declaró.


jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.