Tres cascos azules indios asesinados en Sudán del Sur

El embajador de India ante la ONU informó que los militares fueron elegidos como "objetivo y asesinados" por un grupo de jóvenes que atacaron una base donde se han refugiado más de 30 civiles de ...
Cascos azules japoneses ayudan a construir una hilera de letrinas en un campo de refugiados en las afueras de Juba
Cascos azules japoneses ayudan a construir una hilera de letrinas en un campo de refugiados en las afueras de Juba (AFP)

Nueva York

Tres cascos azules indios fueron asesinados el jueves en un ataque a una base de la ONU en Sudán del Sur, informó el embajador de la India ante la ONU, Asoke Mukerji. El embajador dijo que los tres fueron elegidos como "objetivo y asesinados" durante el ataque de un grupo de jóvenes de la etnia Lou Nuer contra la base de Akobo en el estado de Jonglei (este), donde se han refugiado más de 30 civiles de grupos étnicos rivales. "Esta mañana las milicias dispararon y mataron a los tres soldados indios en Sudán del Sur", declaró el embajador indio.

El portavoz adjunto de la ONU, Fharan Haq, informó más temprano que 40 de los 43 cascos azules indios habían sido transferidos a un campamento militar del Ejército de Sudán del Sur, luego que la base de Akobo fuera atacada por miembros de la etnia Lou Nuer. "No estamos más en contacto con la base de Akobo", declaró. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, hizo un llamamiento "al gobierno y las fuerzas de la oposición a respetar los derechos de los civiles y garantizar su seguridad", dijo en un comunicado en el que se mostró "consternado" por el ataque.

Según la ONU, jóvenes de la etnia Lou Nuer entraron a la fuerza en la base el jueves, donde se refugiaban una treintena de civiles de la etnia Dinka. "Ha habido combate", indicó Farhan Haq. Por otra parte, hay informaciones "no confirmadas" de la muerte de la mayoría de los estudiantes, asesinados por las fuerzas de seguridad de la Universidad de Juba, la capital de Sudán del Sur. Varios centenares de estudiantes se concentraron en el campus de la Universidad para demandar protección de la ONU.

Entre 2.500 y 5.000 civiles demandaron también protección de la misión de la ONU en Sudán del Sur (Minuss) en otro barrio de la capital de Juba, indicó Farah Haq, quien subrayó que la situación sobre el terreno era "cambiante y confusa". Sudán del Sur vive graves tensiones después de la destitución en julio, por el presidente Salva Kiir, del vicepresidente Riek Machar, su principal rival político, cuyos partidarios son mayoritariamente de etnia Nuer.

En los enfrentamientos, definidos por las autoridades como un intento de golpe de estado de Riek Machar, ha habido más de 500 muertos y 800 heridos entre el domingo por la tarde y el martes en Juba, según la ONU, que después incluyó los muertos en la provincia. Riek Machar hizo un llamamiento el jueves a derrocar al presidente Salva Kiir y dijo que no aceptaba discutir las condiciones de su marcha. El embajador paquistaní ante la ONU Massud Khan, que preside la sesión dedicada a las operaciones de mantenimiento de paz, pidió un minuto de silencio por las tres víctimas.