Prolongan tregua en Gaza 24 horas; aún sin acuerdo

El gobierno de Israel y la resistencia palestina encabezada por Hamás siguen discutiendo con mediación de Egipto un cese el fuego extendido con garantías para ambas partes.
Palestinos caminan entre escombros tras la ofensiva israelí que causó más de dos mil muertos.
Palestinos caminan entre escombros tras la ofensiva israelí que causó más de dos mil muertos. (Ibraheem Abu Mustafa/Reuters)

El Cairo, Jerusalén

El gobierno egipcio anunció anoche una extensión de 24 horas en las conversaciones indirectas entre Israel y la milicia Hamás con vistas a un acuerdo a largo plazo que permita la reconstrucción de la Franja de Gaza tras un mes de guerra que dejó más de dos mil muertos. Funcionarios palestinos e israelíes confirmaron su aceptación al nuevo plazo.

El anuncio llegó minutos antes de la medianoche, cuando vencía una tregua temporal de cinco días, y permitió evitar la reanudación de los combates que desde el 8 de julio causaron amplia destrucción en Gaza y trastornaron la vida en el sur de Israel.

Desde la semana pasada, Egipto sirve de anfitrión a conversaciones indirectas entre Israel y el movimiento palestino islamista radical Hamás para concluir la guerra.

Mientras el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aumentó la presión al afirmar que "estamos listos para todos los escenarios" y que "responderemos con más fuerza" si Hamás vuelve a disparar cohetes contra Israel.

Recordó que la ofensiva Marco protector "continuará hasta que su objetivo haya sido alcanzado", es decir, "devolver la calma y la seguridad" a Israel.

"Las amenazas de Netanyahu no tienen ningún valor", replicó un vocero de Hamás, Sami Zuhri.

Según indició ayer el Ministerio de Salud de Gaza, la ofensiva israelí mató a dos mil 16 palestinos, en su mayoría civiles, y dejó 10 mil 196 heridos. Entre los fallecidos, 541 son niños, 250 mujeres y 96 ancianos.

A su vez, Israel confirmó que cinco de sus 64 soldados muertos lo fueron por "fuego amigo". Los cohetes lanzados por Hamás mataron también a tres civiles.

Pese a la nueva tregua, las brechas parecían seguir siendo amplias. Hamás exige que Israel y Egipto levanten un bloqueo que ya lleva siete años y ha arrasado con su economía, e Israel quiere garantías de que Hamás, que le disparó miles de cohetes, será desarmado.

En un aparente esfuerzo por presionar a Hamás, Egipto dijo que será uno de los convocantes a una conferencia mundial para recaudar fondos para Gaza, pero solo si se alcanza un acuerdo. A la vez, Israel dijo que en los últimos meses había detenido a un centenar de agentes de Hamás en Cisjordania por una presunta conjura para derrocar al presidente palestino, Mahmud Abas.

El bloqueo de Gaza, impuesto cuando Hamas tomó control del territorio en 2007, seguía siendo el obstáculo principal. La medida ha limitado enormemente la entrada y salida de personas y bienes del territorio de 1.8 millones de habitantes, arrinconados en 362 km2.

Israel dice que el bloqueo es necesario para impedir el tráfico de armas, pero Hamás y la prensa israelí de oposición dicen que la medida es un "castigo colectivo".

Netanyahu ha dicho que no le dará una victoria diplomática a Hamás en la mesa de negociaciones.

La ONU, a través de su coordinador especial para el proceso de paz Robert Serry, instó a las partes "a alcanzar un acuerdo sobre un alto el fuego duradero que responda a los problemas subyacentes en Gaza".

Además de la tregua se negocia una mayor apertura de los puestos fronterizos israelíes a la circulación de bienes y personas, reapertura del paso de Rafa (sur) con Egipto, supervisión internacional de las fronteras de Gaza, ampliación de la zona de pesca de los gazatíes, y las modalidades para transferir dinero.

Exigen acceso

-Las organizaciones humanitarias Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) reclamaron a Israel por impedir su entrada a Gaza.

-Investigadores y fotógrafos de ambos organismos civiles (ONG) son impedidos de ingresar con "excusas burocráticas", denunciaron los cooperantes.

-El gobierno israelí alega que no están registrados en la cancillería ni ante el Ministerio de Asuntos Sociales como "organización humanitaria", pero tampoco pueden hacerlo porque no existe un rubro que las incluya, responden AI y HRW.