¿Qué se dijeron Trump y Peña en la primera llamada?

El diario estadunidense The Washington Post publicó la transcripción de la primera llamada entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto. Esto fue lo que se dijeron.
El presidente Enrique Peña Nieto se reunió por primera vez con el mandatario estadunidense, Donald Trump, en el marco del G20.
El presidente Enrique Peña Nieto y el mandatario estadunidense, Donald Trump. (Reuters)

Ciudad de México

El diario The Washington Post publicó el contenido de la primera llamada entre los presidente de Estados Unidos y de México, en la que Trump le pide a Peña Nieto dejar de decir públicamente que no pagará por el muro fronterizo.

Éste es el contenido de la llamada.

Donald Trump: Hola, buen día

Enrique Peña Nieto: Señor presidente, buen día

Donald Trump: ¿Cómo estás, señor presidente?

Enrique Peña Nieto: Estoy bien. ¿Cómo está? Es bueno hablar con usted. Déjeme cambiar a español para estar más cómodo.

Donald Trump: Sí, eso estaría bien, Enrique.

Enrique Peña Nieto: Señor presidente, estoy muy feliz de poder escucharlo y sé que tenemos puntos de vista diferentes, que han complicado la situación. Déjeme decirle claramente lo que creo que está pasando en la ruta para alcanzar un acuerdo entre ambas naciones. La primera cosa que yo quiero decir es lo mucho que aprecio la apertura y la voluntad de su equipo para trabajar en la apertura de un nuevo marco en nuestros países.

Donald Trump: Gracias

Enrique Peña Nieto: Sí, y quiero también agradecer personalmente por lo que usted dijo el pasado miércoles sobre la importancia de que México tenga una fuerte economía, y también la responsabilidad que nuestra administración ha aceptado para detener el tráfico ilegal de armas y dinero que viene a México. Sin embargo, hemos encontrado un asunto aquí que crea diferencias y esto no es nuevo, señor presidente. Creo que desde su visita hemos hablado acerca de esto y sobre esto es de lo que quiero hablar.

"Si dirás que México no pagará por el muro, entonces no quiero reunirme otra vez con ustedes porque no puedo vivir con eso"

Déjeme decirle, señor presidente, que esto no es una diferencia personal. No tiene nada que ver con usted personalmente, señor presidente. Pero, es impensable que pueda ignorar esto, porque nosotros encontramos completamente inaceptable que los mexicanos paguen por el muro que usted está pensando construir.

Yo entiendo, señor presidente, el pequeño margen político que usted tiene por todo aquello que dijo que haría durante su campaña, pero también me gustaría que entendiera, presidente Trump, la falta de margen que tengo como Presidente de México para aceptar esta situación. Y esto ha sido, desafortunadamente, el punto crítico que no nos ha permitido avanzar en la construcción de la relación bilateral. Propongo, señor presidente, permitirnos buscar formas de sortear estas diferencias. Para ambos gobiernos, esto puede constituir una situación de ganar-ganar.

Entiendo la posición de su gobierno en este ámbito y lo respeto, pero también pido completa consideración y respeto a la posición de mi administración. Permítanos buscar formas de sortear este asunto político para remover esta dificultad y que también podamos ser creativos en esto, señor presidente.

Tengo la certeza de que en las otras conversaciones y discusiones que hemos tenido—esta ruta de diálogo que estamos teniendo, especialmente relacionadas con las económicas, comercio y seguridad— están ayudando a nuestra relación. Creo que estamos en camino de sobrepasar estas diferencias que tenemos, si es lo que decidimos acordar. Creo que podemos continuar en esta actitud, la forma en la que lo pienso es que es una actitud positiva para seguir avanzando de una manera positiva con nuestra amistad. Esa es mi posición, señor presidente.

Donald Trump: Muchas gracias, Enrique. Lo aprecio. Pienso que fue hermosamente dicho y ciertamente tanto en la relación como en la amistad lo considero un amigo. Lo conocí una vez y lo estudié. Eres una persona difícil de estudiar, porque usted está enviando mensajes que son importantes para los mexicanos.

Lo considero un amigo y considero a Luis (Videgaray), la persona que trabaja con usted, un hombre muy listo. Para ser honesto con usted, no quería tener esa reunión, no quería reunirme con Luis, no quería reunirme con México, no quería reunirme con nadie. Fue sólo por la buena relación entre Jared Kushner con Luis que ellos dos decidieron una reunión y discutir, pero realmente no estaba a favor de ese encuentro.

Siento que debemos tener una solución más simple y esa debe ser aranceles en la frontera, porque Estados Unidos tiene un déficit comercial con México de 60 mil millones de dólares y Estados Unidos no tendrá estos déficits nunca más. No nos importa un pequeño déficit y no nos importa un pequeño tiempo para llegar ahí, pero no podemos hacer esto y no lo sostendremos más, no seremos ese Estados Unidos nunca más y no escucharemos esto.

Fui electo con la base de que estamos perdiendo mucho dinero en México en términos de trabajos, empresas y plantas moviéndose a México. No podemos hacer esto nunca más y tengo que decirle que no es sostenible. Un traductor. Pienso Enrique que entiendes lo que he dicho, a menos que sientas que necesites una traducción para esto, por favor sigue adelante.

Enrique Peña Nieto: Sí, está bien.

Donald Trump: He estado con él—él habla mejor inglés que yo— así que seguiremos.  Lo que quiero son aranceles justos en la frontera y quiero ser justo porque quiero una gran relación con México. En la pasada elección gané con un alto porcentaje del voto hispano. No sé si escuchó, pero con Cuba, tuve 84 por ciento de votos de cubanoestadunidenses. En general tuve arriba de 30 por cierto y todo el mundo estuvo sorprendido al ver esto.

Entiendo a la comunidad y ellos me entienden a mí, y yo tengo un gran respeto para los mexicanos, pero no quería que Jared se reuniera con Luis. Yo solo quería algo simple —y con un alto nivel de precisión— ponemos aranceles en la frontera para que los productos que vengan de México hacia Estados Unidos se les ponga un impuesto a una tasa que será determinada, pero sabe, podría ser 10 o 15 por ciento o podría ser 35 por ciento para algunos productos, que por ejemplo, provienen de los trabajos arrancados por la apertura o traslado de plantas a México. La mayoría estará entre el 10 y 15 por ciento, eso nos haría muy parejos con México y tendría mucho sentido, ahora México podría intentar hacer algo como nosotros, ya que tenemos ese déficit, nos da la ventaja.

Además, quiero ser muy fuerte en decir esto a México y otros países, todo es recíproco, entonces si México nos impone un impuesto, nosotros añadiremos otro.

Tenemos un país que ha sido dirigido por personas que no tienen entendimiento de los negocios. Estamos viviendo del éxito del pasado, de la grasa del pasado, y no podemos seguir así.

Así que si cualquier otro país nos impone algo, responderemos automáticamente imponiendo un impuesto en ellos, por lo que no sería demasiado sabio imponernos impuestos. No quería tener el encuentro, yo sólo quería seguir con el muy razonable plan de impuestos que estábamos planeando para México y honestamente en eso estoy.

Cuando escuche sobre el encuentro, estaba feliz al respecto más allá del hecho de que esperaba mantenerme amigable con usted. No estaba tan decepcionado en la reunión, porque México, honestamente, tiene un liderazgo muy sabio, más astuto y usted está en esa categoría, el más astuto liderazgo en México ha tomado ventaja de Estados Unidos. Los estadunidenses lo saben, en Ohio ellos están teniendo manifestaciones de apoyo porque Trump ha puesto una dura mirada en México. Perdemos muchas, muchas, fábricas en Ohio y Michigan y yo gané esos estados; algunos de esos estados no habían sido ganados en 38 años por el Partido Republicano y yo los gané muy fácilmente. Ellos están bailando en las calles, tú probablemente tengas lo mismo porque están bailando en tus calles, pero en sentido contrario.

Yo sólo quería tener un impuesto en la frontera, relájate, y después ya no tenemos que tener más reuniones. Habiendo dicho esto, si tú quieres tener más reuniones y sigues teniendo reuniones, estoy dispuesto a esperar. Jared se siente muy seguro de que tú y él serán capaces de trabajar por un acuerdo, reuniéndose con Luis y su equipo, pero estaría muy feliz si ya no tuviéramos reuniones y solo pusiera un impuesto en la frontera como todo el mundo lo hace.

En este momento, cada nación del mundo está cargándonos lo que no ponemos en nadie. Hemos sido dirigidos por personas que verdaderamente han dañado nuestro país. No toleraremos esto más. Habiendo dicho esto, si ustedes quieren continuar las conversaciones o si ustedes ya no las quieren continuar, está bien, pero solo quiero sabe que piensa sobre esto, pero aún así tengo planeado seguir.

Enrique Peña Nieto: Señor presidente. La propuesta que usted está haciendo es completamente nueva a la reunión que nuestros equipos están teniendo, pero la he recogido de la posición que usted tiene en términos de comercio. Creo que tenemos la ruta para continuar teniendo un comercio balanceado entre nuestras naciones.
Francamente, señor presidente, me siento un poco sorprendido acerca de esta nueva propuesta que está haciendo, porque es diferente a la discusión que nuestros equipos están manteniendo.

Donald Trump: Enrique, si puedo interrumpirte, ésta no es una nueva propuesta. Esto es lo que he dicho por un año y medio de campaña. He estado diciendo esto a cada grupo de 50 mil personas o 25 mil personas, porque nadie tuvo tanta gente en sus mítines como yo.

He estado diciendo que quiero imponer impuestos a las personas que nos tratan injustamente en la frontera, y México nos está tratando injustamente. Ahora, esto es diferente de lo que Luis y Jared han estado hablando, pero esto no es una nueva propuesta, esto es una vieja propuesta. Ésta es la propuesta que quería, pero ellos dijeron que podían llegar a otra idea y está bien si quieren intentarlo. Sin embargo, fui electo bajo esta propuesta, esto me hizo ganar la elección, junto con el ejército y la salud. Entonces esto no es nuevo, ha estado aquí por año y medio.

Enrique Peña Nieto: Sí, entiendo lo que dice, señor presidente. Entiendo que esta propuesta pública no es nueva, pero a lo que me refiero es que es nueva en términos del tipo de diálogo que estamos teniendo. Voy a insistir muy específicamente, señor presidente, encontrar una ruta hacia el diálogo para encontrar un balance en nuestro comercio. Creo que lo que dijo tiene debilidades, como dijo, por la falta de modernización. Creo que podemos seguir trabajando para construir un nuevo marco para continuar nuestra relación comercial entre los tres países que conforman el TLCAN.

Donald Trump: Bueno, Canadá no es el problema, no se preocupe por Canadá, ni siquiera piense en ellos. Eso es algo aparte y ellos están bien y tenemos una relación muy justa con Canadá, ha sido mucho más balanceada y mucho más justa. Entonces, no nos tenemos que preocupar por Canadá, no pensemos en ellos.

Enrique Peña Nieto: Estoy diciendo esto porque es necesario tener a los tres socios del TLCAN. Señor presidente hablemos de la relación entre México y Estados Unidos. Todavía podemos construir un acuerdo muy justo para que podamos incrementar y fortalecer la competitividad entre nuestras dos naciones. Déjeme ser preciso, señor presidente, aprecio la actitud de amistad que usted tiene hacia mí y hacia México. Y no estoy tratando de tomar ventaja basado en esta amistad. Estoy seguro que podemos tener un diálogo y un acuerdo que sea la mayor ruta para construir un más robusto y justo acuerdo entre nuestras naciones.

Le ruego, señor presidente, que nos permita buscar una nueva solución para nuestros dos países. Déjeme ser muy especifico en un asunto, un asunto que altera la situación económica de México y que creo que también es un potencial riesgo para Estados Unidos, especialmente en términos de migración.

Déjeme decirle que el mejor muro virtual que podemos construir entre nuestros dos países es que los dos países tengan desarrollo económico y es exactamente este asunto del que hemos estado hablando para tener una relación comercial más justa entre nuestros países, para que podamos construir este tipo de marco.

Yo dejo esto a su consideración, señor presidente, la voluntad de mi gobierno no es tener puntos de diferencia con usted, sino puntos de acuerdo y de buena relación entre nuestras naciones, que sean traducidos en un beneficios comerciales, económicos, migratorio y de seguridad para nuestros países, sociedades y administraciones. Esto es para su consideración, presidente Trump, si usted verdaderamente cree que podemos seguir en esta vía y creo que esto es más prometedor para nuestras naciones.

Donald Trump: Muchas gracias, Enrique. Sólo quiero mencionar que cuando usted habla de gente cruzando la frontera, porque hay tiempos difíciles y tiempos buenos, por eso cuando hay tiempos difíciles, por eso es que tenemos un muro, porque no queremos que crucen la frontera. No queremos que crucen la frontera.

Tenemos suficiente personas cruzando la frontera, queremos detener esto. El general Kelly es uno de los más respetados generales en el sistema militar y es un hombre muy justo, pero es un hombre muy duro. Tenemos a los capos de la droga en México que están llevando al infierno a nuestro país, están enviando drogas a Chicago, Los Ángeles y Nueva York. Gané Nueva Hampshire porque está infectado de drogas que vienen de la frontera sur. Tenemos muchos problemas con México más allá del problema económico, nos estamos convirtiendo en una nación adicta a las drogas y cada vez más drogas están llegando de México, ciertamente por la frontera sur.

Diré esto, ustedes también tienen un problema. Tienen hombres muy duros en México con los que pudieran necesitar ayuda y nosotros estamos dispuestos a ayudarlos con esa gran liga, pero ellos tienen que ser erradicados y ustedes no han hecho un buen trabajo combatiéndolos.

Tenemos un gran problema con las drogas, porque los niños se están volviendo adictos a las drogas porque se venden más baratas que los dulces porque hay mucho de esto. Tenemos que trabajar juntos para combatirlos y sé que es un grupo difícil de personas  y quizá tu ejército está asustado de ellos, pero nuestra milicia no y te ayudaremos al 100 por ciento porque está fuera de control, totalmente fuera de control.

Ahora, regresando a los impuestos, como presidente tengo enormes poderes para imponer impuestos al comercio, más allá de lo que cualquiera puede entender. Los poderes fiscales son enormes para el presidente de Estados Unidos y si lo estudia sabrá de lo que hablo. Por ello no quería tener la reunión, sólo quería poner un impuesto en la frontera. Habiendo dicho esto, amaría si usted reinstaurara la reunión entre Luis y su equipo que se reunirá en Estados Unidos.

Nuestro secretario de Comercio, Ross, será aprobado muy pronto  y tenemos un gran equipo, tenemos mucho talento y talento que quiere que las cosas sucedan, ellos son negociadores, no son obstructores, al igual que ustedes. Habiendo dicho esto, si usted quiere conseguir un acuerdo está bien, peor si no lo consigue, quiero decirle que podremos un impuesto substancial  en la frontera, porque, honestamente no queremos sus productos a no ser que estos paguen impuestos. No quiero los productos y un impuesto bajo y lo que representa para las fábricas y plantas que se comenzará a construir en Estados Unidos porque los impuestos serán muy grandes para México.

Lo único que quiero preguntarle es sobre el muro, usted y yo tenemos un problema político. Mi gente se para y dice: “México pagará por el muro” y su gente probablemente dice algo similar pero con un lenguaje diferente. Pero el hecho es que ambos estamos en un problema político porque tengo que hacer que México pague por el muro. He hablado de ello por dos años y la razón por la que digo que paguen por el muro es porque México ha hecho una fortuna de la estupidez de los representantes comerciales de Estados Unidos. Ellos han golpeado nuestro comercio y no están golpeando en la frontera y nos están matando con sus drogas.

Ahora sé que ustedes no están involucrados en eso, pero sin importar quién está haciendo todo este dinero, billones y billones, alguna gente dice está hecha por el tráfico de drogas que vienen desde México. Algunos dicen que el negocio del tráfico de drogas es más grande que el negocio que toman de nuestros puestos de trabajo. Me gustaría recomendarle, si vamos a continuar el diálogo, vamos a resolver el muro.

Ellos dirán “¿quién pagará por el muro, señor presidente?” a ambos y ambos debemos decir “trabajaremos en ello”. Y trabajaremos en la fórmula de alguna manera. A diferencia de usted diciendo “no pagaremos” y yo diciendo “no pagaremos”.

Porque tú y yo estamos en un punto en el que ambos decimos que no pagaremos por el muro. Desde un punto de vista político eso es lo que diremos. Pero no podemos seguir diciéndolo porque si dirás que México no pagará por el muro, entonces no quiero reunirme otra vez con ustedes porque no puedo vivir con eso. Estoy esperando a que digamos que lo resolveremos, pero eso significa que tendremos que solucionarlo y está bien. Pero no puedes seguir diciendo que Estados Unidos pagará por el muro. Sólo diré que estamos trabajando en ello. Lo creas o no, esto es lo menos importante que tenemos que discutir, pero probablemente esto sea lo más importante políticamente hablando. Pero cuando nos referimos al dólar, o pesos, creo que es el asunto menos importante.  Sé cómo construir baratísimo, así que será mucho menos que los números que he estado presentando, y será un mejor muro y se verá bonito. Y hará el trabajo.

Tú sabes, mira a Israel - Israel tiene un muro y todos le dijeron que no lo construyera, que los muros no funcionaban- 99 por ciento de la gente que intenta cruzar ese muro no lo logra. Bibi Netanyahu me dijo que el muro funciona. También contratamos otros 15 mil  hombres y mujeres en la frontera, patrullando muy cuidadosamente. Cuando Jared dijo, "el trato está desactivado", me alegré. Jared tiene un gran presentimiento sobre el plan, pensó que yo sabría que sería un tema político mucho más popular en México y, pienso, será menos popular para mí, para ser honesto. Pienso que lo más popular para mí sería poner una tarifa en la frontera. Pero estoy esperando a ver si logran completar un plan. De lo que escuché, han tenido buenas discusiones y se ve bien. Supongo que tienen que esperar 90 días, será un periodo estatuario y eso podría ser malo. Pero está bien, así que involucraremos al Congreso y los dejaremos trabajar durante el periodo estatuario. Si quieres hacer eso, Enrique, estoy bien haciendo eso. Y quiero reiterarte, tú y yo siempre seremos amigos, no te preocupes. 

Enrique Peña Nieto: En términos de seguridad, señor presidente, está claro que el crimen organizado es tanto nuestro enemigo como el enemigo de nuestra administración.

Donald Trump: Enrique, tú y yo tenemos que eliminarlo, tenemos que tocar el infierno fuera de ellos. Escucha, sé lo difícil que estos chicos son, nuestra milicia los eliminará como ustedes nunca pensaron, trabajaremos para eliminarlos porque su país no quiere eso. Sus ciudadanos son asesinados por todas partes, le han disparado a sus oficiales en la cabeza y sus niños han sido asesinados. Vamos a eliminarlos.

Enrique Peña Nieto: Estoy totalmente de acuerdo en que debemos trabajar juntos. Y déjeme decirle que mucho de lo que está pasando con los traficantes en México ha sido apoyado por el dinero ilegal y las armas que vienen de Estados Unidos. Y esto ha llevado a México a pelear contra las bandas criminales con la participación del ejército y todos los elementos comprometidos con esta batalla. Pero son grupos criminales que están bien armados, especialmente con armas que vienen de manera ilegal desde Estados Unidos. Estoy totalmente de acuerdo que ambos gobiernos pueden trabajar juntos para abatir a estas bandas criminales.

Y el otro asunto, señor presidente, pienso que estamos avanzando en el tema del comercio de un modo muy positivo, especialmente a través del diálogo que nuestros equipos de trabajo han sostenido. Usted ha puesto una marca grande en nuestra espalda, señor presidente, con respecto a quién pagará por el muro.

Es por eso que sugiero, señor presidente, que dejemos de hablar del muro. He reconocido el derecho de cualquier gobierno a proteger sus fronteras cuando lo considere necesario y conveniente. Pero mi posición ha sido y seguirá siendo muy firme diciendo que México no puede pagar por ese muro.

Donald Trump: Pero no puedes decirle eso a la prensa. La prensa va a ir con eso y no puedo vivir con ello. No puedes decir eso a la prensa porque no puedo negociar bajo esas circunstancias. 

Enrique Peña Nieto: Lo entiendo perfectamente, señor presidente. Entiendo este punto crítico y entiendo la posición política crítica que esto constituye para su país y para usted, señor presidente. Busquemos una forma creativa de brincar este obstáculo. Eso no significa que esto no es un asunto importante, esto es un asunto importante.

Sin embargo, es por eso que debemos caminar por el camino que comenzamos, porque el hablar del muro nos impidió discutir otros asuntos importantes. Entiendo claramente lo que esto implica para usted en Estados Unidos. Y por México, también es un asunto que va más allá de la situación económica porque es un asunto relacionado con la dignidad de México y va con el orgullo nacional de mi país. Dejemos, por ahora, de hablar sobre el muro. Busquemos una forma creativa de solucionar este problema, que funcione para ambos: su gobierno, mi gobierno, y ambas sociedades. Dejemos este tema, pongámoslo a un lado y busquemos una forma creativa de resolver este asunto. Avancemos en otros temas que creo son positivos para nuestros países. Esa sería mi postura, señor presidente. 

Donald Trump: Enrique, eso está bien y creo que es justo. Yo no hablaré del muro, pero cuando la prensa me pregunte diré "déjenos ver cómo va, déjenos ver cómo se va a trabajar con México". Porque de los asuntos económicos, éste es el menos importante que hemos hablado, pero psicológicamente, significa algo, así que digamos "trabajaremos para resolverlo". Y si estás dispuesto a hacer eso, entonces podremos regresar a la mesa de negociación con Jared (Kushner) y Luis (Videgaray).

Estoy seguro que ellos pueden trabajar en algo que sea bueno para las dos naciones, y obviamente eso será algo positivo. Estoy en esta mala situación, un poco porque el trato que ellos están negociando no es tan bueno como el que yo podría imponer mañana, incluso esta tarde. No tengo que regresar al Congreso o al Senado. No necesito el voto de 400 personas. Tengo el poder de hacer todo esto, y vine a la oficina esta mañana para encontrarme con un grupo de personas, tenemos un plan para hacer lo que yo quiero por dos años. Pero sé lo que estás diciendo y eso es algo bueno para ti. Es muy importante que entiendas que también quiero la mejor solución para México. Poner un arancel sobre todo lo que entra a nuestro país es una gran solución para Estados Unidos.  Ahora, esa es la mejor solución económica para Estados Unidos, pero para nosotros, así como para ustedes, es importante que tengamos una relación fuerte, mientras más fuerte mejor.

Ahora, la razón por la que hago este acuerdo es porque quiero que México sea un país fuerte y feliz. Creo que puedo hacer eso. Y podemos acercarnos lo suficiente para lograr un acuerdo decente para Estados Unidos y al mismo tiempo tener un buen acuerdo para México. Así que estoy bien con eso. La cosa que necesito que entiendas es que ahorita tenemos un déficit comercial de 60 mil millones. Eso es insostenible. Y no te sientas solitario porque también vamos a tener conversaciones con China. China está más allá de lo que sucede, y tú estarás muy contento porque eso es bueno para ustedes, créeme. Los trataremos de manera justa y queremos una buena relación con China.

"Somos tú y yo contra el mundo, Enrique, no lo olvides"

Pero con México, son nuestro vecino y quiero hacer lo que es bueno para México. Eso es muy importante para mí. Habiendo dicho lo anterior, si piensas que es apropiado, le diré a Jared Kushner, Wilbur Ross, y a todas las personas involucradas -Wilbur será confirmado como secretario de Comercio en cualquier momento- que se reúnan con tu equipo y puedan llegar a un acuerdo que sea fabuloso. Eso se verá bien para ambos. Diré que contigo representando a México y yo representando a Estados Unidos tendremos un buen acuerdo y casi seremos los padres de nuestro país. Por favor termina esta conversación entendiendo que (negociar) no es mi primera opción, pero que lo que quiero es tener en México a un vecino bueno y fuerte. 

Enrique Peña Nieto: Tenemos que generar trabajos, y tenemos que estar fuertes y tenemos que estar en crecimiento. Comparto esa posición contigo. 

Donald Trump: Somos tú y yo contra el mundo, Enrique, no lo olvides

Enrique Peña Nieto: El espíritu de mi gobierno, la postura de mi administración, es que las cosas vayan bien para Estados Unidos y que las cosas vayan bien para su gobierno, porque es la única manera en que podremos continuar trabajando juntos, y esa es mi posición honesta. Dejemos de hablar sobre quién pagará por el muro, dejemos de hablar del muro en general, porque creo que hay un modo más creativo de solucionar esto y debemos encontrarlo. Y así podremos eliminar el obstáculo de nuestro camino. Empecemos a hablar de modos creativos para definir quién va a pagar por el muro porque entiendo totalmente que estamos hablando de tu derecho a la soberanía, porque estás protegiendo tu frontera sur. Pero esto no puede ser el obstáculo que nos aleje del diálogo y nos detenga de tener un desarrollo económico. 

Donald Trump: Eso es muy bueno, estoy de acuerdo contigo en un 100 por ciento. Enrique, si tú quieres, la primera ministra de Gran Bretaña viene en un ratito. Si tú quieres, puedes hacer una declaración diciendo que tuvimos una gran conversación y que nuestros equipos continuarán con el diálogo y sólo decir que no hablaremos del muro. Discutiremos otras cosas, pero tendremos una conversación. Ahora, hay algunos retrasos de tiempo que se imponen. Supongo que de 90 días o algo similar. Déjame confirmar con mi gente aquí. Bueno, Jared y Luis saben cuáles son las líneas del tiempo, así que ¿por qué no los dejamos trabajar en declaraciones conjuntas? Enrique, si estás bien con eso, Jared y Luis trabajarán en declaraciones conjuntas que podamos sacar juntos. 

Enrique Peña Nieto: Sí, señor presidente. Estoy totalmente de acuerdo con usted en que Jared y Luis trabajen juntos en esto. 

Donald Trump: Bueno. Quiero que seas tan popular que tu gente pida una enmienda constitucional en México para que puedas gobernar otra vez por otros seis años.   

Enrique Peña Nieto: Usted es muy amable, señor presidente. Y de verdad, la única cosa que me interesa es que a ambas naciones les vaya bien, por su gobierno, por usted, y por nosotros, espero realmente tener una relación amistosa y muy constructiva, señor Trump. 

Donald Trump: Sabes, deberíamos poner eso en la declaración. Tus palabras son tan hermosas. Esas son palabras hermosas y no creo que yo pudiera hablar así de bello. Sería maravilloso poner esas palabras al final de la declaración. Muy agradable. 

Enrique Peña Nieto: Así lo haremos, señor presidente, y dejaremos que Jared y Luis definan la declaración con la visión positiva y constructiva que ambos tenemos. Sé que queremos construir una amistad y trabajar para mejorar nuestras sociedades. Así que déjenos movernos en esa posición y deje que miremos dos veces lo que está obstaculizándonos y caminar hacia adelante con la intención de construir juntos. Que Luis y Jared trabajen en la declaración. Gracias por su tiempo y sus puntos de vista. Sé que ésta ha sido una conversación larga y aprecio eso. 

Donald Trump: Bueno, el honor es mío y tendremos éxito. Le explicaré todo a Jared y ellos deberían de hablar pronto. También aprecio todo tu tiempo, Enrique, y espero verte pronto. Confío en que ese par, junto con sus equipos, conseguirán llegar a un acuerdo que sea grandioso para nuestros países. 

Enrique Peña Nieto: Estoy seguro que eso es lo que pasará, señor presidente. Muchas gracias. También espero verlo muy pronto. Gracias.

Donald Trump : Gracias. Adiós.