Trabajadoras de limpia celebran reinstalación

"Me siento orgullosa porque una lucha que duró 22 meses ha terminado con éxito", dijo Evangelina Alexaki, una de las representantes de las 595 mujeres que fueron despedidas en 2013 bajo el ...
Las empleadas saludaron el fallo.
Las empleadas saludaron el fallo. (Orestis Panagiotou/EFE)

Atenas

En medio de las protestas contra el Eurogrupo para exigir un alivio de la deuda griega, las trabajadoras de limpieza despedidas del Ministerio de Finanzas , un símbolo de resistencia en Atenas frente a las políticas de austeridad, celebraron ayer su readmisión.

"Me siento orgullosa porque una lucha que duró 22 meses ha terminado con éxito", dijo Evangelina Alexaki, una de las representantes de las 595 mujeres que fueron despedidas en 2013 bajo el gobierno del conservador Andonis Samarás.

"Volvemos a casa con la dignidad que intentaron quitarnos, porque cuando un trabajador pierde su trabajo a nuestra edad, también pierde la dignidad", añadió Alexaki visiblemente emocionada.

A las puertas del Ministerio de Finanzas, sede del campamento que mantenían en señal de protesta durante todo este tiempo, las trabajadoras celebraron desde primeras horas de ayer su triunfo indirecto sobre el Fondo Monetario Internacional (FMI).

También festejaron la ley de reforma administrativa aprobada en fecha reciente por el parlamento griego, según la cual serán recontratados 3 mil 928 empleados públicos cuyos despidos fueron declarados inconstitucionales por el Tribunal Supremo.

Las mujeres llenaron la jornada con música, junto a la emisión en directo de un programa especial de la radio Sto Kokkino (El rojo), afín al partido gobernante Syriza del primer ministro izquierdista Alexis Tsipras, y también organizaron una cena popular para todos aquellos que estuvieron a su lado durante su protesta pacífica.

Mientras esto ocurría, unas 500 personas se reunieron frente de la Universidad de Atenas, con motivo de la cita del Eurogrupo, para reclamar una quita de la deuda griega.

Nikos, un estudiante de 24 años, se manifestó contra el pago pendiente de la deuda, cuyo próximo tramo el gobierno deberá afrontar hoy por un monto de 750 millones de euros al FMI.