Advierten de tormenta 'paralizante' en este de EU

Las auroridades informaron que habrá nevadas fuertes en Maryland, Washington, Virginia, Virginia Occidental, Arkansas, Tennessee y Kentucky, donde podría caer hasta 60 centímetros de nieve.

Washington

Una tormenta invernal amenaza con arrojar grandes cantidades de nieve en el este de Estados Unidos este fin de semana.

El Centro de Pronósticos Climatológicos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) advirtió que habrá nevadas fuertes "y quizás paralizantes" en el noreste del país, incluso Baltimore, Washington y Filadelfia. 

La alcaldesa del Distrito de Columbia Muriel Bowser declaró el miércoles que la ciudad se estaba preparando para recibir 60 centímetros de nieve. Además, la municipalidad le pidió vehículos Humvees a la Guardia Nacional para poder alcanzar zonas aisladas. 

"Mi principal preocupación es que esto se convierta en una tormenta invernal con fuertes vientos y la gente pierda servicio eléctrico", dijo Bowser en conferencia de prensa. "La nieve la podemos retirar y la vamos a retirar".

El miércoles el servicio meteorológico emitió advertencias para partes de Maryland, Washington, Virginia y Virginia Occidental. Las medidas excepcionales empezarán a regir el jueves por la mañana y podrían prorrogarse hasta el sábado. 

Las ciudades más grandes de la región podrían recibir entre 30 y 60 centímetros (uno o dos pies) de nieve, pero antes de ello, la tormenta azotará con hielo y vientos gélidos a Arkansas, Tennessee y Kentucky, dijo el meteorólogo Rich Otto. Añadió que no queda claro de inmediato cuál de las zonas quedará más afectada. 

"Hay todavía muchos detalles por definir", dijo Otto. "Hay cambios sutiles que pueden cambiarlo todo, lo hemos visto en el pasado". 

Se estima que la tormenta golpeará Filadelfia la noche del viernes y alcanzará la ciudad de Nueva York y Long Island a medida que se desplaza hacia el norte. 

El servicio meteorológico advirtió que en las zonas más afectadas será imposible o difícil trasladarse y que las condiciones podrían ser de suma peligrosidad entre el viernes en la noche y el sábado en la noche.