Deja tormenta invernal en EU 120 millones de afectados

La tormenta causó estragos desde Wyoming, en la región central oeste del país, hasta Maine, en la costa noreste, donde se pronostica el mayor impacto en las próximas horas.

Washington

 Unos 120 millones de personas de 33 entidades de Estados Unidos sufría hoy los efectos de la tormenta invernal Nika, que por tercer día consecutivo causó nevadas, lluvias y heladas, mientras que más de cuatro mil vuelos se vieron afectados.

La tormenta causó estragos desde Wyoming, en la región central oeste del país, hasta Maine, en la costa noreste, donde se pronostica el mayor impacto de la tormenta en las próximas horas de este miércoles.

El sitio electrónico FlightAware.com informó que unos dos mil 100 vuelos habían sido cancelados a nivel nacional en las primeras siete horas de este miércoles a consecuencia de la tormenta, además de otros dos mil que han sufrido retrasos.

Los servicios meteorológicos pronosticaron que la región más afectada será Nueva Inglaterra, que integra además de Maine los estados de Massachusetts, Nueva Hampshire, Vermont, Rhode Island, y Connecticut.

En varias de estas entidades las clases fueron suspendidas, decretaron restricciones en la circulación de vehículos y en Connecticut fue suspendido el inicio del nuevo periodo de la legislatura estatal.

El Servicio Nacional de Meteorología anticipó que ciudades como Boston y regiones del noreste de Nueva York podrían registrar una precipitación de hasta 30 centímetros de nieve en las próximas horas, a un ritmo de hasta 2.5 centímetros por hora.

La situación podría complicarse debido a los fuertes vientos de entre 32 y hasta 60 kilómetros por hora que acompañan la tormenta, y que podrían reducir la visibilidad en carreteras y aeropuertos en esa región.

En la aérea metropolitana de Washington, varios condados suspendieron clases en las escuelas del nivel básico este miércoles debido al hielo que cubría decenas de carreteras secundarias.

Algunos estados como Nueva Jersey y Mississippi declararon estado de emergencia y en otros llamaron a tomar previsiones ante el temor de apagones como consecuencia de la posible caída de cables del tendido eléctrico debido a la acumulación combinada de hielo y nieve.