Alcalde indonesio declara toque de queda para mujeres

El alcalde de Banda Aceh ordenó que los establecimientos no sirvan a mujeres después de las 11 de la noche, a menos que acudan con sus esposos, esto con el fin de reducir la violencia sexual.
Las mujeres en Aceh sólo podrán salir después de las 11 de la noche acompañadas por sus esposos o parientes varones.
Las mujeres en Aceh sólo podrán salir después de las 11 de la noche acompañadas por sus esposos o parientes varones. (Reuters)

Banda Aceh

La capital de la devota provincia indonesia de Aceh impuso un toque de queda parcial para las mujeres que según sus autoridades reducirá la violencia sexual, pero que según las voces críticas resulta discriminatorio.

El alcalde de Banda Aceh, Illiza Sa'aduddin Djamal, ordenó que establecimientos como restaurantes, centros deportivos, cafeterías con acceso a internet y atracciones turísticas no sirvan a las mujeres después de las 11 de la noche a menos que estén acompañadas por sus esposos u otros parientes varones.

La norma, con fecha del 4 de junio, también prohíbe que las mujeres trabajen en estos establecimientos a partir de las 11 de la noche.

El gobierno central y laico de Indonesia concedió a Aceh, una región considerada como más religiosa que las demás en esta nación de mayoría musulmana, el derecho a aplicar una versión de la ley islámica sharia en 2006 como parte de un acuerdo de paz para poner fin a una guerra separatista.

Ninik Rahayu, del Indonesian Institute for Empowerment of Women and Children, un grupo de defensa de los derechos de mujeres y niños, describió la directiva como discriminatoria y contraria a la constitución nacional. La medida muestra la incapacidad del gobierno local para proporcionar una protección adecuada a los residentes.

La norma prohíbe también que los niños estén en lugares públicos sin supervisión más allá de las 10 de la noche.

Djamal dijo que emplear a mujeres hasta tarde es explotación y las hacer vulnerables al acoso sexual.

"Hemos estudiando el tema meticulosamente y esto está en línea con las leyes de los sindicatos", apuntó Djamal. "Nuestro objetivo es proteger a las empleadas, especialmente a las que trabajan en lugares de entretenimiento".