"No te voy a matar para que cuentes lo que pasó"

Dylan Roof mató a nueve personas y dejó a una viva porque quería que contara lo que había ocurrido en la iglesia Emanuel African Methodist Episcopal Church; tenía antecedentes por tráfico de drogas.
Dylan Roof se encuentra bajo custodia.
Dylan Roof se encuentra bajo custodia. (Reuters)

Washington

El joven que mató a nueve personas en la iglesia Emanuel African Methodist Episcopal Church de Charleston, en Carolina del Sur, dejó a una víctima viva porque quería que contara lo que había pasado.

"Una víctima salvó su vida porque el atacante le dijo 'no te voy a matar (...) porque quiero que puedas contar lo que pasó'", dijo a la cadena CNN Dot Scott, dirigente local del movimiento de defensa de los negros NAACP.

De acuerdo con las autoridades, el tiroteo tuvo lugar a las 01:00 GMT del jueves. El sospechoso, identificado como Dylan Roof, ingresó a la sesión de estudio de la biblia y permaneció sentado cerca de una hora antes de empezar a disparar contra las víctimas.

Roof residía en los alrededores de Columbia, la capital de Carolina del Sur, situada a dos horas de ruta de Charleston, y ya había sido detenido al menos dos veces por tráfico de drogas.

Los reportes de medios identificaron a las víctimas, de entre 26 y 87 años, incluido el pastor de la iglesia, Clementa Pinckney (41).

Pinckney "era amado por todos. Jamás escuché una palabra crítica contra él. Era un pacificador (...) una voz influyente" y "moderada, no solamente para la iglesia, sino también para el estado", declaró su primo Kent Williams a CNN.

Algunos de los amigos del autor del tiroteo dijeron que no sabían que era racista.

"Nunca pensé que haría algo así", dijo su amigo del bachillerato, Antonio Metze, de 19 años. "Tenía amigos negros".

Un joven con un peculiar corte de cabello, Roof andaba en patineta en un suburbio de Lexington, Carolina del Sur, cuando era menor y tenía el pelo más largo.

Su amigo de la infancia, Joey Meek, lo había visto apenas el martes, dijo la madre de Meek, Kimberly Konzny. Dijo que no sabía por qué estaba en Charleston y no estaba consciente de si estaba involucrado en algún grupo de iglesia o que dijera algo racista.

"No sé qué pasaba por su cabeza", dijo Konzny. "Era un muchacho muy dulce. Callado. Tenía pocos amigos".

Roof cursó el noveno grado en White Knoll High durante 2008-09 y la primera mitad del siguiente año académico, comentó la portavoz de distrito Mary Beth Hill. El sistema escolar no tiene motivos para la salida de Roof del colegio y no tienen registros de que haya asistido a otra escuela del distrito.

"Aunque era muy inteligente", recalcó Metze. "No puedo creer que hiciera algo así".