Cuatro muertos tras tiroteo en Corea del Sur

Un sujeto armado mató a varios familiares en su residencia ubicada en la ciudad de Hwaseong, así como a un agente de la policía, antes de decidir quitarse la vida.

Séul

Al menos cuatro personas murieron en un tiroteo registrado en la provincia sureña de Gyeonggy, en un segundo incidente de ese tipo en menos de 48 horas en Corea del Sur, un país que tiene un estricto control sobre la posesión de armas.

Un sujeto armado mató a varios familiares en su residencia ubicada en la ciudad de Hwaseong, así como a un agente de la policía, antes de decidir quitarse la vida, reportó este viernes la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La policía recibió este viernes un informe de que una persona disparó a sus familiares con un rifle en una vivienda en Hwaseong, al suroeste de la capital.

Cuando los oficiales de la policía llegaron al lugar encontraron en el suelo los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer, que se cree son una pareja casada, junto al de un hombre no identificado y un agente de seguridad.

Una mujer, quien al parecer dio aviso a la policía, está siendo tratada en un hospital cercano al haber resultado herida tras saltar desde el segundo piso para escapar del tiroteo.

Según las autoridades, el primero en llegar al lugar fue un agente de la policía, quien falleció al enfrentarse al sospechoso.

El suceso tuvo lugar sólo dos días después de que un hombre mató a tiros a otras tres personas en Sejong antes de suicidarse.

Los tiroteos son raros en Corea del Sur, que tiene un severo control sobre la posesión de armas, y los dos hechos mortales recientes desencadenarán un debate sobre si el país debe reforzar sus leyes en la materia, en particular en las utilizadas para la caza.