Autor de la matanza en iglesia de EU enfrentará 10 cargos

Dylann Roof, quien se declaró culpable del tiroteo en una iglesia de la comunidad negra en Charleston, está acusado de nueve cargos de asesinato y uno de posesión de arma de fuego. 
Dylann Roof fue arrestado en Carolina del Norte y posteriormente llevado a Charleston.
Dylann Roof fue arrestado en Carolina del Norte y posteriormente llevado a Charleston. (AP)

Washington

Autoridades en Carolina del Sur procedieron jurídicamente contra el sospechoso de la masacre en la Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel en Charleston, con 10 cargos criminales que de ser encontrado culpable le podrían dictar pena de muerte.

El hombre, identificado como Dylann Storm Roof, está acusado de nueve cargos de asesinato y uno de posesión de arma durante la comisión de un crimen, cargos de los que será instruido este viernes de manera formal en su comparecencia inicial ante una corte de Charleston.

La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, adelantó este viernes a la cadena de televisión NBC que “absolutamente queremos que él (Roof) reciba la pena de muerte”, la cual está contemplada en casos como éste.

Versiones de prensa indicaron que es probable que Roof no comparezca en persona ante el juez que presidirá la audiencia a las 14:00 horas local, y que escuchará los cargos vía videoconferencia desde una sala en la prisión donde permanece detenido.

Roof, de 21 años, fue detenido ayer en la comunidad de Shelby, Carolina del Norte, y horas después trasladado por avión a Carolina del Sur, tras renunciar a su derecho a interponer un recurso legal para impedir su extradición.

Aunque la masacre fue calificada por el Departamento de Justicia y la Policía de Charleston como un “crimen de odio”, no está aún claro si el caso podría ser trasladado al ámbito federal.

El incidente se registró alrededor de las 21:05 horas del miércoles  en la histórica Iglesia Metodista Episcopal Africana Emanuel (AME), la más antigua en el sur de Estados Unidos.

Versiones preliminares indicaron que Roof permaneció dentro de la iglesia la noche del miércoles, durante una sesión de lectura de la Biblia, por espacio de una hora antes de disparar contra los asistentes, todos afroamericanos.

Tres hombres y seis mujeres resultaron muertos en la masacre, incluido el pastor de esa congregación y senador estatal, Clementa Pinckney.