• Regístrate
Estás leyendo: Tiroteo en Texas deja al menos 26 muertos y 20 heridos
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 22:37 Hoy

Tiroteo en Texas deja al menos 26 muertos y 20 heridos

En conferencia de prensa, el gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que al menos 26 personas murieron y 20 resultaron heridas por el el tiroteo ocurrido en una iglesia bautista.

1 / 4
Publicidad
Publicidad

Agencias

En conferencia de prensa, Greg Abbott, gobernador de Texas, confirmó que hay al menos 26 personas muertas y 20 heridas por el tiroteo ocurrido en la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, que calificó como "la peor matanza registrada en la historia del estado".

"La tragedia es peor porque ocurrió en una iglesia durante un oficio religioso", lamentó el gobernador.

La balacera ocurrió en una pequeña comunidad a unos 50 kilómetros al sureste de la ciudad texana de San Antonio cuando el atacante ingresó a la iglesia poco antes del mediodía y abrió fuego durante el servicio religioso dominical, al que asisten usualmente unas 50 personas.

Las autoridades de Texas informaron de manera provisional que 23 personas murieron al interior de la iglesia, pero también se reportaron heridos afuera de la misma, por lo que la cifra de víctimas y lesionados podría incrementarse.

"Había 23 muertos en la iglesia, otros más afuera y otros 20 fueron transportados a hospitales con heridas de menores a severas", dijo el fiscal Ken Paxton.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, junto con el fiscal dijeron que el sospechoso no era de la comunidad, que vestía de negro y se presume que tenía 20 años.

Un vecino que protaba un rifle intentó interactuar con el atacante cuando salió de la iglesia, pero huyo; el vecino no resultó herido, contó el fiscal en conferencia.

El atacante fue perseguido por la policía a 17 kilómetros de la balacera y entre el condado de Wilson y Guadalupe fue hallado sin vida en su vehículo, pero no se sabe si fue por una herida autoinfligida o fue hecha por otra persona, detalló Paxton.

Explicó que en el vehículo del atacante había múltiples armas que ya son investigadas por las autoridades tanto locales como federales.

"Hay mucho trabajo por hacer. El caso va a tomar tiempo en lo que entrevistamos a los testigos y heridos", dijo el fiscal.

Pese a que las autoridades de Texas no revelaron la identidad de las víctimas, la cadena ABC News informó que una de las hijas del pastor de la iglesia bautista de esta pequeña, de 14 años, se halla entre los fallecidos, dijo su padre, Frank Pomeroy, a la cadena ABC News. El religioso no se hallaba en el recinto en momentos del ataque.

TE RECOMENDAMOS: Mandatarios envían a EU condolencias por tiroteo en Texas

Una portavoz del Centro Médico Connally Memorial en el cercano pueblo de Floresville dijo que habían recibido "ocho pacientes después del tiroteo", y que tres de ellos habían sido luego "trasladados al hospital universitario de San Antonio", una de las grandes ciudades de Texas, a unos 50 kilómetros al noroeste.

El tiroteo ocurrió un mes después de que un hombre armado disparara desde una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, matando a 58 personas e hiriendo a centenares de personas que asistían a un concierto al aire libre.

El incidente ocurrió además dos años después de que un supremacista blanco, Dylann Roof, entrara a una iglesia negra de Charleston, Carolina del Sur, y matara a tiros a nueve personas.

Cerca de las 14:00 horas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió en su cuenta de Twiter sobre el tiroteo: "Que Dios esté con de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las autoridades están en el lugar. Estoy monitoreando la situación desde Japón".

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a unas horas después que Trump estaba recibiendo "información regularmente sobre el trágico tiroteo en Texas".

"Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los amigos y familiares afectados. Que Dios les proporcione consuelo en este momento de tragedia", indicó en un comunicado Sanders, y agregó que Trump había hablado por teléfono con el gobernador de Texas, Greg Abbott.

Más tarde el mandatario estadunidense ofreció una conferencia desde Japón, como parte de su gira por Asia, donde condenó la balacera de la iglesia.

"Este acto de maldad ocurrió en un momento en que las víctimas y sus familias estaban en un lugar de culto. Nuestros corazones están rotos. Los estadunidenses harán lo que mejor saben hacer: nos uniremos y a través de las lágrimas y la tristeza permaneceremos fuertes", dijo el mandatario.

Minutos después del ataque, el gobernador de Texas, Greg Abbott, escribió en su cuenta de Twitter que lamentaba los sucesos ocurridos en la iglesia: "Mientras los detalles de este terrible acto aún se investigan. Cecilia y yo queremos enviar nuestras más sinceros pensamientos y oraciones a quienes resultaron afectados por este acto perverso. Quiero agradecer a las fuerzas policiacas su respuesta y pedir a todos los texanos orar por la comunidad de Sutherland Springs durante este momento de luto y pérdida".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.