Cinco muertos tras paso de tifón en Filipinas

Tres pescadores permanecen desaparecidos desde ayer por la mañana, cuando salieron a faenar frente a las costas de la provincia de Catanduanes

Manila

Al menos 5 personas han muerto en Filipinas al paso del tifón 'Rammasun' que ha golpeado la mitad norte del país con ráfagas de vientos de 250 kilómetros por hora, informó hoy el Consejo de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres.

Una mujer de 25 años falleció anoche en la provincia de Samar del Norte, en el este del país, al ser golpeada por un poste de la red eléctrica, mientras que un hombre de 49 años murió en Bulacan, en el norte, indicó la organización.

Otras tres personas perdieron la vida en Lucena, a unos 100 kilómetros al sureste de Manila, mientras que otras dos resultaron heridas al ser electrocutadas en la provincia de Camarines Sur.

Tres pescadores permanecen desaparecidos desde ayer por la mañana, cuando salieron a faenar frente a las costas de la provincia de Catanduanes, en el noreste de Filipinas.

Además, unas 450.000 personas han abandonado sus casas y se han refugiado en centros de evacuación, según el ministerio de Bienestar.

El departamento de Ministerio de Obras Públicas y Carreteras aseguró de que hasta el momento no se han producido inundaciones en Manila, donde las autoridades decidieron hoy cerrar de forma preventiva oficinas gubernamentales y la bolsa de valores, y cancelar las clases en todos los centros educativos.

Numerosas zonas del país quedaron sin corriente eléctrica, entre ellas el distrito financiero de la capital, Makati, donde las ramas caídas de árboles dañaron los postes de luz a causa del tifón bautizado por las autoridades filipinas como Glenda.

El tifón, de unos 500 kilómetros de diámetro, llegó ayer por la tarde a las costas filipinas y se prevé que abandone el archipiélago a mediodía de hoy, si bien, según los pronósticos, continuarán durante todo el día las intensas lluvias en el sur de la isla de Luzón, donde se encuentra Manila.

'Rammasun' llegó a Filipinas cuando el país aun no se ha recuperado de los daños causados por 'Haiyan', que el pasado mes de noviembre causó 6.300 muertos y más de 1.000 desaparecidos, además de cerca de 28.700 heridos.