• Regístrate
Estás leyendo: “Theresa May buscará cambiar lo menos posible el 'statu' quo”
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 07:57 Hoy

“Theresa May buscará cambiar lo menos posible el 'statu' quo”

La experta mexicana, egresada de la Universidad de Oxford, habla del nuevo gobierno británico y los retos del "brexit".

Publicidad
Publicidad

Irene Selser

Con doctorado en relaciones internacionales por la Universidad de Oxford, la experta Lorena Ruano, profesora-investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) habla con MILENIO sobre el flamante gobierno de la conservadora y euroescéptica Theresa May como nueva primera ministra de Gran Bretaña, tras la renuncia de David Cameron luego del fracaso de su referendo que puso a votación permanecer (“remain”) o salir (“brexit”) de la Unión Europea (UE), ganando sorpresivamente la segunda opción, el British exit.

Reino Unido estrenó gobierno. ¿Será Theresa May una nueva Dama de Hierro como lo fue hace 25 años la tristemente célebre Margaret Thatcher?

No creo que lo sea en el sentido de que ella no trae un proyecto revolucionario ni una agenda propia, ideológica, para poner en marcha, transformando al Partido Conservador y con un impacto fuerte en la sociedad como sucedió con Margaret Thatcher. Más bien es todo lo contrario, May encuentra un partido sumamente dividido e intentará juntar las posiciones de quienes estaban a favor del remain y quienes apostaron por el brexit.

No obstante, los nombramientos más relevantes son totalmente brexit con el ex alcalde de Londres y principal impulsor de la salida, Boris Johnson, en cancillería.

Naturalmente, los nuevos nombramientos tenían que venir del ala de quienes están a favor del brexit porque son quienes van a tener que instrumentar la salida de la UE, pero vemos también a figuras que estaban en el gabinete de Cameron. May llega al poder buscando precisamente los apoyos de una mayoría muy importante del Partido Conservador, porque trata de tener una posición conciliadora, sin olvidar que quienes apostaban a mantenerse dentro de la UE perdieron.

May prometió trabajar para una Gran Bretaña unida. ¿Hay riesgos de desintegración con la posición anti brexit de Escocia y de Irlanda del Norte?

Sí, el riesgo es real, de hecho la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon ya dijo que si “Brexit significa brexit”, como afirmó May, “Remain significa remain”, es decir permanencia. Escocia votó por la adhesión a la UE y no está dispuesta a salir. No veo una postura fácil para ninguna de las dos porque tienen posiciones irreductibles, por lo menos en este momento. Creo que lo más importante para Theresa May es lograr una salida de la UE que cambie lo menos posible el status quo para que el costo no sea tan alto y por lo tanto Escocia no se vea tan tentada a dejar Reino Unido.

Theresa May dijo también que no apelará al artículo 50 del Tratado de Lisboa para iniciar la salida de la UE antes de diciembre, pese a las presiones de los líderes comunitarios.

No me sorprende, porque burocráticamente es un reto y como no había un plan desde el punto de qué implicaba el brexit, el nuevo gobierno necesita tiempo para definir cuáles son los intereses británicos, cuáles son las líneas rojas en la negociación que se viene. También tener consultas informales con los socios en el continente y ver qué están dispuestos a negociar. Va a ser una tarea enorme, porque hay 100 mil páginas de legislación comunitaria que ahora la cancilleríá británica tendrá que hacer a nivel de Londres, desde renegociar los acuerdos con la Organización Mundial del Comercio y con países como México y otros de América Latina.

¿Qué significa la promesa de May de que Gran Bretaña va a tener un papel “audaz y positivo” fuera de la UE?

Lo que quiere decir es un divorcio amistoso, queremos estar en los mejores términos, ser un socio externo positivo ya que no nos vamos a ir del continente, queremos ser como Noruega o Suiza un socio confiable. Y también vamos a seguir vinculados a la UE por ejemplo por medio de la alianza militar OTAN. Ciertamente pueden seguir habiendo inversiones, es decir, lo más probable es procurar que se logre un acuerdo que cambie lo menos posible la situación actual.

Al menos, David Cameron se despidió de muy buen humor ante el parlamento...

Su despedida fue muy interesante sin duda, con una sesión de preguntas y respuestas. Me sorprendió porque todo el mundo le dio las gracias, hablaron muy bien de él, lo felicitaron y él estaba de un excelente humor en efecto.

Salió del problema...

Sí, me sorprendió si uno piensa en las circunstancias bajo las cuales está abandonando su residencia en Downing Street y también el estado en que deja el país.

Finalmente es británico, ellos no pierden el estilo...

Sí, y con un sentido del humor sorprendente. Invito a los lectores a que vean la tranmisión. ¡Vale la pena!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.