Texas juzgará como crimen de odio ataques a policías y jueces

La legislación, presentada por el republicano Todd Hunter, establece penas de hasta 99 años de prisión o cadena perpetua.
El gobernador de Texas, Greg Abbott.
El gobernador de Texas, Greg Abbott. (AP)

Dallas

La legislatura de Texas aprobó una iniciativa de ley para convertir en crimen de odio el atacar a un juez o a un agente de la policía, lo que incrementará sustancialmente las penas de cárcel a quienes cometan dichas agresiones.

La iniciativa de ley HB2908 fue aprobada por el Senado y enviada este miércoles al gobernador Greg Abbott, para su promulgación como ley.

TE RECOMENDAMOS: Videgaray se reunirá con consulados de Texas por ley antimigrante 

La legislación establece que cualquier crimen contra un juez o policía que resulte en lesiones corporales serias será considerado un delito grave de primer grado, castigable hasta con 99 años de prisión o cadena perpetua.

En tanto, detener ilegalmente o agredir a un agente de policía o juez sería considerado como un delito grave de segundo grado, lo que conlleva una pena de prisión de hasta 20 años.

La iniciativa establece además que hacer una amenaza terrorista que provoque que un agente de policía o un juez tema una lesión corporal inminente sería un delito de cárcel estatal, por el que podrían recibir una sentencia de hasta dos años de cárcel.

La legislación, presentada por el republicano Todd Hunter, es respuesta a dos ataques recientes contra policías y jueces.

Los incidentes son la emboscada de julio de 2016, en la que murieron seis agentes de la policía de Dallas, así como el ataque de 2015 contra la jueza de distrito Julie Kocurek, ocurrido afuera de su casa en Austin. La magistrada sobrevivió a la agresión.

Tras el ataque a los policías en Dallas, el gobernador Abbott sugirió a los legisladores una iniciativa de ley más severa, para aumentar las penas a cualquiera que atentara contra la seguridad de los oficiales del orden.


jamj