Recuperan tesoro británico de la II Guerra Mundial

Cien toneladas de monedas de plata, cuyo valor se estima en 50 millones de dólares, fueron extraídas del fondo del mar de las ruinas de un barco que naufragó por el impacto de torpedos en 1942.
Unas 100 toneladas de monedas de plata fueron halladas en el fondo del mar en un banco hundido durante la Segunda Guerra Mundial.
Unas 100 toneladas de monedas de plata fueron halladas en el fondo del mar en un banco hundido durante la Segunda Guerra Mundial. (F. Bassemayousse/ Deep Ocean Search)

Londres

Un equipo de salvamento recuperó del fondo del mar 100 toneladas de monedas de plata, cuyo valor se estima en 50 millones de dólares, un tesoro que se encontraba en las ruinas de un barco de vapor que naufragó por el impacto de torpedos en 1942.

La preciosa carga pertenecía al Ministerio de Hacienda de Gran Bretaña e iba a bordo del SS City de El Cairo, que viajaba de Bombay, India, a Inglaterra, pero fue hundido por un submarino alemán a unos 700 kilómetros al sur de la isla Santa Elena, en el Océano Atlántico.

Los restos de la embarcación, que reposan en el lecho marino, a una profundidad de cinco mil 150 metros de profundidad, fueron hallados en 2011 y dados a conocer este miércoles por un equipo de salvamento submarino dirigido por el experto británico John Kingsford.

El SS City, de pasajeros y carga, llevaba a Inglaterra más de 300 personas y una carga de 100 toneladas de monedas de plata, éstas para ayudar a financiar el esfuerzo bélico contra la Alemania Nazi, cuando recibió el impacto de un torpedo la noche del 6 de noviembre de 1942.

En medio de los esfuerzos por evacuarlo, un segundo proyectil selló su destino 10 minutos después. Sin embargo sólo seis personas murieron en el hundimiento ya que el resto logró subir a los botes salvavidas antes de que el barco desapareciera bajo las olas.

Más tarde, tras verificar se trataba de una embarcación civil, el capitán del submarino alemán, Karl-Friedrich Merten, salió a la superficie, se acercó a los botes salvavidas y pronunció la famosa frase “Buenas noches, lo sentimos por su hundimiento”.

Durante tres semanas, los seis botes salvavidas permanecieron a la deriva, periodo en el cual murieron 104 de los sobrevivientes, hasta que el buque británico SS Clan Alpine recogió a 154 personas aún con vida y las llevó a Santa Elena.

Otros 47 sobrevivientes fueron rescatados por el buque mercante británico Bendoran, que los trasladó a Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Los restos del SS City y su carga permanecieron desaparecidos hasta 2011, cuando fueron hallados por un equipo de Deep Ocean Search (DOS) en virtud de un contrato con el gobierno de Reino Unido, que quería recuperar su “tesoro perdido”.

Kingdford relató que “no estábamos convencidos” de hallar el barco debido a la gran profundidad en que estaría y el “mar revuelto” en esa región del Atlántico, pero una búsqueda de varias semanas resultó exitosa y el rescate se completó en septiembre de 2013.