Frustran planes terroristas en Australia; 15 detenidos

Australianos de origen afgano planeaban secuestrar y decapitar a varias personas escogidas al azar en Sydney y Brisbane para mostrar su apoyo del Estado Islámico (EI), dijeron fuentes de la policía.

Sydney

Una operación a gran escala contra presuntos grupos radicales, asociados a extremistas islámicos en Sydney, fue realizada a partir de información de inteligencia que advertía de un ataque inminente en Australia.

El primer ministro australiano Tony Abbott señaló que la noche del miércoles tenían información de que un líder del grupo radical Estado Islámico realizó un llamado a sus partidarios australianos para realizar un atentado al azar.

La policía australiana detuvo a 15 personas y allanó más de una docena de propiedades en Sydney en el marco de la operación contraterrorista más grande del país.

Las redadas, que fueron ejecutadas en varios suburbios de Sydney y Brisbane, se produjeron una semana después de que Australia aumentó el nivel de amenaza terrorista a "alto" por primera vez en una década ante la creciente preocupación de un ataque.

Australianos de origen afgano planeaban secuestrar y decapitar a varias personas escogidas al azar en Sydney y Brisbane para mostrar su apoyo del Estado Islámico (EI), dijeron fuentes de la policía a la cadena local ABC News.

La policía indicó que Mohammad Ali Baryalei, que ha sido identificado como el miembro australiano de más alto rango del EI, instruyó a Omarjan Azari, de 22 años de edad, llevar a cabo los ataques.

Azari, quien fue una de las 15 personas detenidas en las redadas policiales en Sydney y Brisbane esta mañana, fue presentado ante la corte acusado de conspiración para preparar un ataque terrorista.