Acusado en caso AMIA niega estar arrepentido

Telleldín está imputado de haber proporcionado la camioneta que repleta de explosivos hizo volar el edificio de la AMIA y que causó 85 muertos y 300 heridos en Buenos Aires.

Buenos Aires

Carlos Telleldín, acusado por el atentado contra el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, dijo no estar arrepentido de haber recibido un pago de 400 mil dólares de parte de un ex juez para dar una falsa versión sobre el hecho, al declarar ayer en el juicio que sigue la causa.

"No me arrepiento un solo día de cómo se realizó el pago" de 400 mil dólares, dijo Telleldín ante el tribunal y recordó que "se pactó el dinero y mi libertad para 1997".

Esa suma provenía de fondos de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), admitieron ex agentes durante el juicio, y fue entregada en dos pagos a la ex esposa de Telleldín, Ana Boragni, también imputada, según ratificó el propio acusado.

Telleldín, que se dedicaba a vender autos robados, está imputado de haber proporcionado la camioneta que repleta de explosivos hizo volar el edificio de la AMIA y que causó 85 muertos y 300 heridos en Buenos Aires.

Es, además, uno de los trece imputados en el juicio iniciado el 8 de agosto, en el que no se juzga a los acusados de realizar el atentado, sino a los inculpados de haber ocultado pruebas y desviado la investigación.

También están inculpados entre otros, el ex presidente Carlos Menem (1989-99), el ex juez Juan José Galeano y dos ex fiscales, así como Rubén Beraja, un ex alto dirigente de la comunidad judía.

Telleldín y un grupo de policías estuvieron detenidos varios años, y juzgados en 2004, en el que fueron absueltos porque el juicio se anuló por esas irregularidades.

La justicia argentina acusa a ex altos funcionarios de Irán de haber organizado el ataque contra la AMIA, algo que Teherán siempre ha negado.