Rescatan a joven bajo escombros por terremoto en Nepal

El joven Rishi Khanal, de 28 años, pasó 82 horas atrapado por una viga y rodeado de cadáveres entre las ruinas de un edificio, hasta que los rescatistas lo encontraron.
Más de cinco mil personas han muerto por el terremoto en Nepal.
Más de cinco mil personas han muerto por el terremoto en Nepal. (Reuters)

Katmandú

Un joven de 28 años fue rescatado con vida por equipos de socorristas franceses y la Policía de Nepal, tras permanecer 82 horas atrapado bajo los escombros de un edificio de esta capital, que se desplomó por el terremoto del sábado pasado.

El hombre, identificado como Rishi Khanal, fue rescatado la víspera después de más de 10 horas de labores de los equipos de rescatistas franceses y la policía nepalesa, para retirar los escombros y una viga de hormigón que cayó sobre su pierna.

Khanal fue localizado gracias a un equipo especial de detectores que trajo el equipo de rescate y búsqueda de sobrevivientes de Francia para averiguar si hay algún sobreviviente bajo los escombros, según reporte de la edición electrónica del diario Nepali Times.

Después de descubrir que Khanal estaba vivo un equipo médico le suministró agua y oxígeno a través de un tubo especial, ya que el joven apenas respiraba debido a las lesión que sufrió en la pierna y a que permaneció más de tres días atrapado.

El responsable de la Policía, Narayan Thapa, narró las hazañas que se tuvieron que hacer durante más de 10 horas para poder llegar hasta el joven y otra hombre que se encontraba también bajo los restos de lo que fue una casa de huéspedes, pero que murió antes de poder llegar a él.

"Empezamos a taladrar un agujero en el hormigón siguiendo las instrucciones del equipo francés, luego trajeron un equipo especial para cortar la viga que mantenía atrapada su pierna", dijo el agente policiaco que participó en el rescate del sobreviviente.

Khanal, quien fue trasladado a un hospital para recibir atención médica, narró este miércoles a la prensa local e internacional cómo fueron las 82 horas que pasó bajo los escombros, lo qué hizo para lograr sobrevivir en una habitación con tres cadáveres y que bebió su propia orina.

"Tenía alguna esperanza pero ayer me di por vencido. Mis uñas se pusieron blancas y mis labios se agrietaron... Estaba seguro de que nadie vendría a buscarme. Tenía claro que iba a morir", dijo el joven, tras recordar que estaba rodeado por gente muerta y había un olor terrible.

Khanal destacó que no tuvo ningún acceso a alimentos o agua durante su terrible experiencia, que comenzó después del mediodía del sábado pasado, cuando un terremoto de 7.8 grados sacudió el centro de Nepal, destruyendo edificios y matando a más de cinco mil personas.

"Parece que sobrevivió por su fuerza de voluntad", dijo Akhilesh Shrestha, un médico que trató a Khadal tras su rescate, que alentó a los socorristas a continuar con su labor en búsqueda de más posibles sobrevivientes.

Khanal se encontraba en el segundo piso de un edificio de siete pisos, cuando se produjo el terremoto y pese a que los pisos superiores estaban intactos, los rescatistas franceses usaron sus detectores para detectar si alguna persona con vida estaba atarapada.

El sobreviviente dijo que estaba rodeado de personas muertas y que el olor terrible, pero que con la esperanza de ser encontrado los primeros días golpeó los escombros de todo al alrededor.

"Estoy agradecido", dijo Khanal, quien se recupera de sus heridas al lado de sus familiares.

El rescate del joven, es el segundo con éxito que logran los rescatistas franceses, luego de que una mujer parapléjica de 32 años pudo ser sacada con vida el lunes pasado, tras permanecer unas 50 horas atrapada entre los escombros de su vivienda en Katmandú.