• Regístrate
Estás leyendo: Temer admite que habló con ex ministro que lo denunció
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 05:27 Hoy

Temer admite que habló con ex ministro que lo denunció

Las declaraciones del presidente de Brasil se dieron luego de que Marcelo Calero, ex titular de Cultura, lo acusara de inducirlo a favorecer a otro ministro con una de sus resoluciones.


Publicidad
Publicidad

El presidente de Brasil, Michel Temer, admitio este jueves que habló "dos veces" con su ex ministro de Cultura, luego de que éste lo acusase ante la policía de haberlo presionado en forma indebida para que modificase una decisión tomada.

Las declaraciones de Temer, en nota pública, se produjeron apenas un rato después de que Marcelo Calero, ex titular de la cartera de Cultura, brindara testimonio ante la Policía Federal acusándolo de inducirlo a favorecer a otro ministro con una de sus resoluciones.

TE RECOMENDAMOS: En Brasil, jóvenes toman mil escuelas en protesta a recortes

Una vez conocido el testimonio de Calero, la oposición al presidente salió en masa a pedir la destitución de Temer por crimen de responsabilidad.

Ante la trascendencia que tomó el asunto, el propio Temer divulgó una nota en la que admite haber hablado con Calero sobre el tema en cuestión, pero niega en todo momento haberlo presionado.

El mandatario aclara en el texto, publicado por el diario "Folha de Sao Paulo", que "siempre endosó caminos técnicos para la solución de licencias en obras" y que "buscó arbitrar conflictos entre los ministros". También expresa que jamas indujo "a ningún ministro a tomar decisiones que hiriesen normas internas o sus convicciones".

Además, explica que "trata a todos sus ministros como iguales" y que lo "extraña" la afirmación de Calero de que él "lo habría inducido, o pedido una solución que no fuese técnica".

"Especialmente -concluye Temer-, sorprenden los rumores de que el ex ministro habría solicitado una segunda audiencia, el jueves 17 de noviembre, sólo con el objetivo de grabar clandestinamente la conversación con el presidente para posterior divulgación".

El episodio, que cada vez alcanza mayores dimensiones, salió a la luz el 19 de noviembre, un día después de la renuncia de Calero, un diplomático que hacía su primera experiencia en política, a la cartera de Cultura.

En una entrevista con "Folha", el ex ministro explicó ese día que su salida del gobierno se había debido a presiones sufridas por Geddel Vieira Lima, ministro jefe de la Secretaría de Gobierno de Brasil, para favorecer sus intereses personales con una medida de gobierno.

TE RECOMENDAMOS: Nuevo caso de corrupción golpea al presidente brasileño

Según el testimonio de Calero, lo que Vieira Lima pedía era que el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (Iphan), entidad dependiente de Cultura, modificase una resolución previa y aprobase la construcción de un edificio en una zona protegida de Salvador de Bahía, al Nordeste de Brasil.

En ese emprendimiento a construirse, de acuerdo a lo que Calero relató, el propio Vieira Lima, uno de los principales asesores y amigo personal de Temer, ya había comprado un apartamento.

Hoy por la tarde, Calero amplió el testimonio relatando a la Policía Federal que no sólo había recibido presiones de Vieira Lima, sino que éstas habían provenido también del mismo Temer.

En una reunión del 17 de noviembre, de acuerdo a la versión prestada por el ex ministro, el presidente lo había instado a resolver el conflicto ya que Vieira Lima estaba "bastante irritado".

"Me dijo que la política tiene estas cosas, este tipo de presiones", contó Calero sobre lo que le había manifestado Temer.

Las declaraciones de Calero provocaron una conmoción enorme en el ya delicado escenario político brasileño. Lindbergh Farías, diputado del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), afirmó: "Temer actuaba en sociedad con Geddel, utilizando el peso de la presidencia para interferir en un negocio privado beneficiando empresas".

El senador Randolfe Rodrigues, del partido opositor Rede, señaló por su parte: "Si esto no es motivo para la destitución, yo ya no sé qué más lo es". Alessandro Molon, líder del mismo partido en Diputados, agregó: "Esta es una denuncia extremadamente grave que, si se confirma, significa como mínimo improbidad administrativa".

Rodrigo Maia, jefe de Diputados y perteneciente a la base aliada de Temer, afirmó que Calero "enloqueció" "Conozco al presidente hace 20 años y ese tipo de conducta no es propia de él", destacó.

Ahora, tras el testimonio de Calero en la Policía, cabe al Tribunal Supremo de Justicia de Brasil decidir si acoge la denuncia realizada.

Por el momento, la Justicia Federal determinó la paralización de las obras de construcción en el edificio, bautizado "La Vue". Un primo y un sobrino de Vieira Lima son los representantes del proyecto inmobiliario ante la Justicia.

El proyecto "La Vue" está compuesto por 23 apartamentos, algunos con valor de 2.6 millones de reales (aproximadamente 750 mil dólares). En otro reportaje sobre el asunto, "Folha" publicó que varios de ellos pertenecen a parientes de Vieira Lima.

jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.