Terremoto en Japón deja al menos 14 heridos

El movimiento telúrico de 6.8 grados Richter además provocó derrumbes en varias casas, así como cortes de luz y agua.
Destrozos por el terremoto de 6.8 grados en Japón.
Destrozos por el terremoto de 6.8 grados en Japón. (AP)

Tokio

Un terremoto de 6.8 grados de magnitud en la escala de Richter golpeó hoy la prefectura de Nagano, en el centro de Japón, y causó al menos 14 heridos de diversa consideración tras provocar derrumbes en varias casas y provocar cortes de luz y agua, informó la cadena pública NHK.

La localidad aparentemente más afectada es la de Hakuba (200 kilómetros al noroeste de Tokio), donde se situó el epicentro y donde al menos cinco casas se derrumbaron parcialmente, aunque las 21 personas, incluido un niño de dos años, que se encontraban dentro fueron rescatadas con éxito por los cuerpos de emergencia.

Dos de ellas han sido remitidas al hospital, aunque se desconoce el alcance de sus heridas.

En el pueblo de Omachi y en la ciudad de Nagano, capital de la prefectura, otras 12 personas han sido ingresadas de urgencia, tres de ellas con heridas graves, según detalló NHK.

Un equipo de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) ha sido enviado a la zona para asistir en labores de rescate y en el asesoramiento y reparación de daños materiales.

El temblor no ha activado la alerta de tsunami, según informó la Agencia Meteorológica de Japón.

Al seísmo, que tuvo lugar a las 22:08 hora local (14:08 GMT) en el norte de la prefectura de Nagano, con hipocentro a 10 kilómetros de profundidad, le han seguido varias réplicas fuertes.

El terremoto alcanzó una intensidad de 6 inferior en la escala japonesa cerrada de 7 grados (centrada en las zonas afectadas más que en la intensidad del temblor) en la ciudad de Nagano y en las localidades de Otari y Ogawa, mientras que Hakuba registró una intensidad de 5 superior.

NHK ha mostrado imágenes tomadas en Nagano en las que se ven casas semiderruidas y carreteras regionales sobre las que han caído rocas y árboles.

Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de la central nuclear de Kashiwazaki-Kariwa, que se encuentra cerca del epicentro del temblor, ha informado de que la planta, desactivada a raíz del accidente provocado por el terremoto y tsunami de 2011 en la planta atómica de Fukushima, no ha registrado problemas de ningún tipo.

TEPCO también confirmó que la propia central de Fukushima no ha sufrido anomalía alguna tras el temblor.

El Gobierno de la prefectura de Nagano ha cifrado de momento en unos 1.600 los hogares de la región que han quedado sin luz tras el terremoto, que aparentemente también ha afectado a conducciones de agua potable.

Varias líneas de tren de alta velocidad han detenido las operaciones en el centro de Japón tras el temblor, pero las han retomado poco después.

No obstante, la compañía East Japan Railway ha decidido en principio cerrar en las próximas horas por motivos de seguridad un tramo de la que une Nagano y Tokio.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar los temblores.