Taxistas protestan por apps; causan caos vial en Europa

En las ciudades de París, Londres, Milán, Berlín y Madrid, el gremio taxista mantiene bloqueos para protestar contra el servicio de transporte que ofrecen aplicaciones de teléfonos móviles a menor ...

Europa

Varias grandes ciudades europeas como París, Londres, Madrid o Milán han sufrido durante la mañana de hoy incidencias y complicaciones de tráfico debido a las manifestaciones del sector del taxi, que protesta contra el servicio de transporte que ofrecen aplicaciones para teléfonos móviles como Uber.

En París se han registrado cerca de 300 kilómetros de atascos a primera hora en las entradas a la capital, más del doble de lo registrado un día habitual, al salir en caravana cientos de taxis desde los aeropuertos de Roissy Charles de Gaulle y Orly en dirección a la ciudad en una "operación caracol", que busca retener el tráfico circulando a baja velocidad.

En Londres la Asociación de Conductores de Taxis con Licencia espera que unos 12 mil conductores se sumen a la movilización, que tendrá lugar en la plaza de Trafalgar y en el área cercana al Parlamento de Westminster, ambas en pleno centro de la ciudad.

En Italia, cerca de 5 mil taxis de Milán han parado y solo prestan servicio a colectivos como ancianos, enfermos o discapacitados, mientras que en Nápoles han desfilado por el centro de la ciudad contra Uber 150 taxis.

En España, un grupo de unos 70 taxis de Barcelona ha avanzado en marcha lenta desde el aeropuerto hasta la estación de Sants, lo que ha provocado dificultades para encontrar taxi en el centro y problemas de circulación.

Según el Ayuntamiento y el Instituto Metropolitano del Taxi, las acciones de algunos piquetes han alterado el servicio de taxi en lugares como el aeropuerto, Sants y, en general, en el centro.

En Madrid, la Asociación Gremial de Auto Taxi y la Federación Profesional del Taxi convocaron a una huelga de 24 horas en protesta contra la aplicación Uber que ofrece el traslado de pasajeros a un costo menor al de un taxi.

Según los huelguistas la falta de respuesta del gobierno ante las denuncias de taxistas españoles provocaron esta situación, por lo que no descartan convocar a paros en todo el país.

Uber ha emitido hoy un comunicado en el que afirma que "no es el enemigo de los taxistas", sino simplemente "una aplicación de móvil que pone en contacto a usuarios que buscan fórmulas de consumo colaborativo y una manera más económica de desplazarse".

La compañía, cuya aplicación en España solo esta operativa en Barcelona, considera "desmesuradas" las movilizaciones y señala que los taxistas sólo pretenden "mantener al sector en un estado inmovilista y cerrar las puertas a nuevas alternativas al consumidor".

La comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, reiteró ayer que es contraria a prohibir servicios como el que ofrece Uber y ante las manifestaciones y protestas convocadas señaló que es necesario buscar el camino del diálogo.

"Nadie dice que los conductores de Uber no deban pagar impuestos y seguir las normas y proteger a los consumidores, pero prohibir Uber no les da la oportunidad de poder hacer las cosas bien", dijo.