• Regístrate
Estás leyendo: Suiza bloquea valores de presidente del Congreso brasileño, investigado por corrupción
Comparte esta noticia

Suiza bloquea valores de presidente del Congreso brasileño, investigado por corrupción

La Fiscalía suiza transfirió a Brasil su investigación a Eduardo Cunha, por sospechas de lavado de dinero y corrupción, un mes después de que fuera acusado por la fiscalía brasileña de recibir sobornos en el fraude a Petrobras.
<

Publicidad
Publicidad

La Fiscalía suiza transfirió a Brasil su investigación al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, por supuesto lavado de dinero y corrupción, después de bloquearle valores de cuentas a su nombre y de sus familiares en el país europeo.

"El Ministerio Público de Suiza envió a Brasil este miércoles, 30 de setiembre, los autos de investigación contra el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, por sospechas de lavado de dinero y corrupción pasiva", informó la fiscalía brasileña en un comunicado.

El anuncio es formulado un mes después de que el ministerio Público del país sudamericano acusara al influyente presidente de la Cámara de Diputados, y enemigo frontal de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, de haber recibido sobornos en el escandaloso fraude a Petrobras.

"Las informaciones del MP de Suiza relatan cuentas bancarias a nombre de Cunha y familiares. Las investigaciones allí se iniciaron en abril de este año y hubo bloqueo de valores", continúa el escrito, que no informa de las cantidades.

Con el envío de sus investigaciones a la fiscalía brasileña, las autoridades suizas renuncian a su jurisdicción sobre el caso, que pasa ahora a competencia del Supremo Tribunal Federal en Brasilia por tratarse de un político con fueros.

"Por ser brasileño nato, Eduardo Cunha no puede ser extraditado a Suiza. El instituto de transferencia de proceso es un procedimiento de cooperación internacional en el que se asegura la continuidad de la investigación o proceso al verificar la jurisdicción más adecuada para la persecución penal", explica el comunicado.

El jefe de la Cámara de Diputados es uno de los políticos más poderosos de Brasil, que maneja la agenda política del país y mantiene una guerra abierta con el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff desde que la justicia hizo público el testimonio de un acusado en el gigantesco escándalo de corrupción en la estatal Petrobras que declaró haberle pagado un soborno.

La tensión recrudeció cuando, a finales de agosto, la fiscalía brasileña le acusó de los mismos delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero en las primeras denuncias a políticos protegidos por fueros en la que es ya la mayor trama corrupta descubierta en la historia del gigante sudamericano.

El ministerio público le acusó entonces de haber recibido sobornos por al menos USD 5 millones para viabilizar la construcción de dos navíos sonda de Petrobras entre 2006 y 2012.

Según el portal del diario O Estado de Sao Paulo, la cuenta bancaria secreta de Cunha fue bloqueada por la Fiscalía del país europeo en el marco de investigaciones realizadas a acusados de participar en los fraudes perpetrados en la petrolera estatal.

Las autoridades suizas abrieron el lunes investigaciones penales contra dos personas acusadas de actuar como intermediarias entre políticos y altos funcionarios de Petrobras que participaron en las maniobras ilícitas.

Se trata de Fernando "Baiano" Soares y Joao Augusto Henriques, ambos apuntados como "lobistas" en la red ilegal en representación del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del gobierno de Rousseff, al cual pertenece Cunha.

El legislador fue denunciado formalmente ante el Supremo Tribunal Federal (STF), en agosto, por el fiscal general de la República, Rodrigo Janot, por sus presuntos nexos con la red de corrupción en Petrobras.

Janot fue quien recibió hoy, según O Estado, la información proveniente de Suiza, la cual incluye detalles de quién realizó los depósitos en la cuenta secreta, cuyo beneficiario sería Cunha. Soares ya fue condenado por participar en los fraudes en la estatal, y colabora con las autoridades para obtener beneficios en la pena.

En sus declaraciones, confirmó lo que había dicho otro implicado en la red ilegal que también colabora con los investigadores, Julio Camargo, ex consultor de la empresa Samsung Heavy Industry.

Según Camargo, quien fue condenado a doce años de reclusión, la empresa que él representaba le pagó a Cunha entre 2006 y 2012 -época en la que ya era diputado- al menos cinco millones de dólares en sobornos para obtener un contrato con la petrolera estatal, a la que arrendó dos buques de perforación usados en la exploración de crudo.

Camargo dijo que la empresa pagó un total de 40 millones de dólares en sobornos a Cunha y a otros intermediarios para obtener ese contrato, y que lo hizo en depósitos realizados en cuentas en el exterior indicadas por Soares.

Por su parte, Henriques, que también está preso, reveló que abrió una cuenta en Suiza para pagarle sobornos al actual presidente de Diputados a cambio de obtener contratos con Petrobras relativos a la compra de un campo de exploración de crudo en Benin, África.

Las maniobras, según Henriques, se realizaron a través de la dirección del área Internacional de Petrobras, controlada políticamente por el PMDB en la época en que se cometieron los desmanes, entre 2004 y 2012, según los investigadores.

Cunha también fue apuntado como uno de los beneficiarios de los desvíos de fondos por Alberto Youssef, una de las figuras claves del esquema ilícito, quien también fue condenado y colabora con las investigaciones.

Youssef es apuntado como uno de los principales actores en la trama, que desvió millonarias sumas del ente estatal entre 2004 y 2012. Según el portal "G1", del grupo Globo, la oficina de prensa de Cunha afirmó que no se pronunciaría sobre la información.






El escándalo en la petrolera estatal, que costó más de dos mil millones de dólares a Petrobras, ha marcado la convulsionada agenda de Brasil este año. Cada nueva revelación produce una sacudida política por sus vinculaciones con la élite empresarial y política del país.

De acuerdo con la investigación, las principales constructoras de Brasil formaron un cártel para manipular licitaciones de Petrobras mediante el pago de sobornos a directivos de la estatal vinculados a partidos políticos, que luego eran distribuidos entre los confabulados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.