¿Qué sucedió con el "mesías" Barack Obama?/I

El presidente de EU enfrentó severas crisis desde el inicio y hoy debe lidiar con los bajos índices de popularidad.
El mandatario demócrata y Hillary Clinton en 2008.
El mandatario demócrata y Hillary Clinton en 2008. (Jim Young/Reuters)

Londres

¿Qué pasó con el mesías? ¿Dónde está aquel por el que los estadunidenses bailaban en las calles cantando “¡Sí podemos!”, durante esa inolvidable noche de elecciones hace solo seis años? ¿Dónde está aquel cuyo nombre estaba en la lengua de todos los europeos?

A medida que se acercan las elecciones intermedias del Congreso el 4 de noviembre, cuando también se cumplen seis años del triunfo de Barack Obama, los candidatos demócratas no quieren ser vistos con él. Sus porcentajes de aprobación bajaron a 40 por ciento y en Europa ya casi no hablamos de él: pasó del “¡Obama! ¡Obama!” al Obama-sin-drama y ahora es Nobama.

¿Qué fue lo que salió mal, o es esta nueva baja tan poco real como el éxtasis original? Durante un verano que pasé en EU les pedí a varios observadores que elaborasen sus balances provisiones de Obama. Obviamente, en los dos años que le quedan pueden pasar muchas cosas, pero lo más probable es que ya haya hecho la mayor parte de las cosas grandes que pensaba hacer.

Es importante recordar que ningún presidente desde 1945 tuvo que lidiar con tantas dificultades. Asumió la presidencia enfrentando la peor crisis financiera desde 1930, el legado de la desastrosa e innecesaria guerra del ex mandatario George Bush en Irak, un sistema político disfuncional y un cambio milenario en el equilibrio global del poder. Este año China superó a EU, como la mayor economía del mundo, según las mediciones de paridad de poder de compra.

Además, hay que considerar que mientras la llegada de un presidente negro a la Casa Blanca fue recibida como una señal de que se estaba superando la mancha más importante en la democracia más grande del mundo, resultó que sigue existiendo un gran prejuicio.

Dicho lo anterior, ¿qué más contiene el balance provisional? Mi respuesta es: moderadamente bien en política nacional, muy mal en política exterior. La economía de EU está mejor que cualquier otra altamente desarrollada. Creció casi 8% desde el primer trimestre de 2008, mientras que la de la eurozona creció menos de 2% en igual lapso.

El desempleo bajó a menos de 6%. El déficit del presupuesto federal para el año fiscal de 2014 estuvo por debajo de 3% del PIB (el límite ideal de la eurozona).

Se podría argumentar indefinidamente sobre quién debería recibir el reconocimiento por esto, pero sucedió durante la administración Obama.

El funcionamiento inicial del sitio web de Obamacare fue un desastre administrativo, de lo que es responsable, pero el programa en sí dio seguro médico a casi 10 millones de personas. Dos expertos de Princeton encontraron que, en su primer periodo, Obama presupuestó muchos más programas contra la pobreza que cualquier otro presidente demócrata.

Habló menos sobre los pobres, pero hizo más por ellos. (Aún) no ha logrado una reforma de inmigración amplia, pero eso se debe principalmente a que los políticos republicanos anteponen su propia reselección en las primarias impulsadas por el Tea Party a obtener el voto de los hispanos.

En tiempos difíciles, este es un historial de política interna muy respetable.