No hay que subestimar apoyo de Palin a Trump

La ex candidata del 'Tea Party' dio un espaldarazo al magnate en Iowa, donde tendrán lugar las primarias.
La ex gobernadora de Alaska.
La ex gobernadora de Alaska. (Brandy Simons/AP)

Washington

Sarah Palin, la ex musa del movimiento ultrarradical repubicano del Tea Party, dio el martes un apoyo destacado, a golpes de "aleluya", a Donald Trump, el mejor colocado, según ella, para ir a "darle un puntapié al grupo Estado islámico". Durante un mitin del candidato a la investidura republicana para la elección presidencial de noviembre próximo en Ames, Iowa, Palin dio su respaldo al magnate, quien "no le debe nada a nadie salvo al pueblo", contrariamente a otros candidatos que "usan lo políticamente correcto como un cinturón de explosivos".

La malograda candidata a la vicepresidencia de EU en 2008 ha sido regularmente motivo de burla por sus posiciones ultraconservadoras. "Sarah Palin, quien una vez recomendó a Estados Unidos 'estar cerca de nuestros aliados norcoreanos' apoya a Donald Trump", resumió The Economist, aun cuando se trató de un lapsus que ella corrigió inmediatamente.

El New York Daily News, habituado a fórmulas de impacto, publicó ayer en su portada una foto de la ex gobernadora de Alaska y del candidato a la investidura republicana con el título: "I'm with stupid" ("Apoyo al idiota"). Otro tabloide, el New York Post, escribió en su primera página "Lady and the Trump», retomando con un juego de palabras el título de la película animada Lady and the tramp (La bella y la bestia).

Pero, considera Time Magazine, muchos "subestiman" el impacto que puede haber en la campaña de Palin, que "explota con Trump la misma cólera que se incuba en un amplio sector de la base de los republicanos". En tiempos normales, "los tres matrimonios de Donald Trump y sus casinos lo habrían desacreditato en una Iowa demasiado evangelista". Pero, continúa el semanario, los electores se consideran en "tiempo de guerra" y "eligieron a su enemigo: Washington". También, "si la batalla contra el establishment es su objetivo, no hay mejor aliado que Palin".

"Ella le confiere una credibilidad ante las mujeres conservadoras", abunda Kellyanne Conway, consejera de Ted Cruz, uno de los rivales de Trump para las primarias republicanas, citada por el Washington Post. El periódico considera que el apoyo de Palin provoca un "sobresalto" en "la base atormentada" de los republicanos. Es también la señal de una escalada entre Cruz y Trump, que buscan aliados entre las figuras "anti-establishment" que influyan en el Partido Republicano.

La presencia de la ex candidata junto al multimillonario no dejó nada al azar, destaca el New York Times, ya que se desarrolló durante un mitin en el estado de Iowa, donde precisamente el 1 de febrero tendrá lugar la primera etapa de las primeras para designar a los candidatos a la elección presidencial.

En ese estado del Medio Oeste, Trump y Ted Cruz están codo a codo.

Durante las legislativas de 2014, Palin apoyó a la candidata Joni Ernst, una personalidad apreciada por los republicanos de Iowa, destaca por su parte el periódico local The Des Moines Register. Para Jeff Ortiz, co presidente de los republicanos en el condado de Story, donde tuvo lugar el mitin del martes, el apoyo de la ex gobernadora no va a convencer a los que decidieron votar por un rival de Trump, pero podría seducir a los que están aún indecisos.