• Regístrate
Estás leyendo: “Solo hay una China”, advierte Pekín a Trump
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 07:14 Hoy

“Solo hay una China”, advierte Pekín a Trump

El republicano abre la posibilidad de "perdonar" a Rusia por los ciberataques.

Publicidad
Publicidad

Agencias

El principio de una sola China “no se puede negociar,” advirtió Pekín a Donald Trump luego de que el presidente electo estadunidense dejara abierta la posibilidad de reconocer a Taiwán.

“El principio de una sola China, que es la base política de las relaciones entre China y Estados Unidos, no es negociable”, afirmó anoche Lu Kang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático.

“Con el fin de evitar cualquier perturbación en el desarrollo sano y estable de las relaciones sino-estadunidenses y la cooperación bilateral en áreas clave, instamos a las partes interesadas en EU a reconocer plenamente la alta sensibilidad de la cuestión de Taiwán”, señala en un comunicado publicado en la página web de la cancillería.

“Hay una sola China y Taiwán es parte inalienable”, agrega el documento.

“El Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legítimo que representa a China. Ese un hecho reconocido por la comunidad internacional y nadie lo puede cambiar”, agregó Lu.

En una entrevista realizada el con el diario The Wall Street Journal (WSJ), Trump dijo que la política de una sola China sobre Taiwán está por negociarse y que él no está comprometido con ella.

“Todo está bajo negociación, incluida ‘una sola China’”, declaró Trump.

El presidente electo ya disgustó al gobierno comunista de Pekín, aceptando una llamada telefónica de felicitación de la mandataria de Taiwán, Tsai Ing-Wen, tras ganar la elección sobre su contendiente, la demócrata Hillary Clinton.

Una decisión que defendió en la entrevista al WSJ: “El año pasado les vendimos material militar por valor de dos mil millones de dólares. Podemos venderles dos mil millones de dólares del material militar más sofisticado pero no se nos permite aceptar una llamada. Antes que nada, habría sido muy grosero no aceptar esa llamada”.

Trump amenazó con reaccionar duramente a lo que considera como injustas prácticas comerciales chinas y sugirió que la política de “una China” puede ser moneda de cambio para otras cuestiones.

Al contestar la llamada de la mandataria taiwanesa, Trump puso fin a una política diplomática mantenida por su país durante casi 40 años. EU y Taiwán rompieron relaciones diplomáticas en 1979, cuando Washington las estableció con China, y desde entonces ningún presidente, ni electo ni en ejercicio, conversa directamente con su par de la isla de Formosa.

En la misma entrevista, Trump declaró que mantendrá intactas “al menos durante algún tiempo” las sanciones impuestas el mes pasado a Rusia por la administración del saliente mandatario, el demócrata Barack Obama, debido a los presuntos ciberataques de Moscú para influir en la elección presidencial estadunidense del pasado 8 de noviembre en contra de Clinton.

Pero si Moscú ayuda a Washington en objetivos clave como la lucha contra los yihadistas, Trump sugirió que podía anular dichas medidas.

Agencias de inteligencia estadunidenses acusaron a Rusia de ciberataques contra el Comité Nacional Demócrata y de difundir correos de un alto asesor de Clinton para intentar influir en favor de Trump.

OBAMA SE DESPIDE DE SU PROGRAMA RADIAL

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó a los estadunidenses a proteger y cuidar la democracia, en su último discurso semanal radiofónico a la nación, antes de la sucesión presidencial del próximo viernes.

Obama insistió en el mensaje que centró su discurso de despedida del martes pasado en Chicago, y animó a sus compatriotas a permanecer involucrados y ser “guardianes” de la democracia.

Recordó a algunos de los ciudadanos del país que ha conocido en el curso de sus ocho años en el cargo, y subrayó el valor de sus logros.

“He visto vecinos cuidándose el uno al otro mientras rescatábamos nuestra economía de la peor crisis de nuestras vidas. He abrazado a los supervivientes del cáncer que finalmente conocen la seguridad del cuidado de la salud asequible.

“He visto comunidades recuperarse del desastre, y ciudades como Boston mostrando al mundo que ningún terrorista romperá alguna vez el espíritu americano”, dijo.

Por ello, calificó como el “honor” de su vida servir como presidente de Estados Unidos, y aseguró que continuará trabajando para el pueblo estadunidense, “como un ciudadano”, por el resto de sus días.

Con información de: AFP/Washington.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.