Soldados de EU violaron a 53 niñas en Colombia

Revelan que grabaron los abusos y los vendieron como pornografía.
El estudio fue pedido por las FARC y gobierno durante los diálogos de paz.
El estudio fue pedido por las FARC y gobierno durante los diálogos de paz. (Enrique de la Osa/EFE)

Bogotá

Al menos 53 menores de edad de nacionalidad colombiana fueron violadas años atrás por soldados y contratistas de Estados Unidos destacados en el país sudamericano, quienes grabaron los abusos y vendieron los videos como material pornográfico, según revela el Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.

El estudio de 809 páginas, publicado en febrero pasado, fue encargado a 12 expertos, seis seleccionados por el gobierno y otros seis por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el contexto de los diálogos de paz que realizan en La Habana, Cuba, desde noviembre de 2012.

En el apartado elaborado por Renán Vega Cantor, profesor titular del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, se recogen los abusos que fueron cometidos en las localidades de Melgar y Girardot, próximas a la base militar de Tolemaida, la más importante de Colombia, en el centro del país.

En esas dos poblaciones, 53 menores fueron abusadas por soldados y contratistas durante la ejecución del llamado Plan Colombia (2003- 2007, para combatir a la guerrilla y el narcotráfico), "quienes además filmaron y vendieron las cintas como material pornográfico", según el informe de Vega.

También en Melgar un contratista y un sargento de EU cuyo nombre fue omitido violaron en 2007 a una niña de 12 años, añade el informe, que no detalla las fechas de los otros abusos.

Vega afirma que hay "abundante información sobre la violencia sexual, en total impunidad" que cometieron los estadunidense en Colombia, lo que califica como "imperialismo sexual" y "parte de un comportamiento sexista y discriminatorio".

Esta impunidad es posible "gracias a los acuerdos bilaterales y a la inmunidad diplomática de los funcionarios de Estados Unidos", asegura el profesor universitario.

"Tanto por las actividades que realizan los estadunidenses, como por su estatus de inmunidad, contribuyen a la inseguridad de la población en zonas de conflicto, pero también en otras áreas en las que se concentran y están en contacto con la población civil", concluye Vega.

En respuesta, el gobierno estadunidense advirtió que no permitirá casos de violencia sexual de sus militares contra menores en Colombia.

"Quiero ser muy claro: el gobierno de Estados Unidos, y yo, como su embajador en Colombia, no permitimos en absoluto este tipo de conducta", dijo ayer el diplomático Kevin Whitaker.

Agregó que la embajada de Estados Unidos en Colombia está trabajando de manera conjunta con las autoridades para investigar los hechos de violencia sexual.